Los bienes públicos no son para remediar los males de la corrupción: Diputada María Dolores del Río


Al considerarse lugares emblemáticos e icónicos del deporte en Sonora. Hablar de los estadios, significa remontarse a la historia del béisbol en la entidad. De ahí la importancia de contribuir en la preservación de la historia y declararlos Patrimonio Cultural de Sonora.

La diputada por Movimiento Ciudadano presentó ante el Pleno del Congreso, una iniciativa con punto de acuerdo para que el Poder Legislativo exhorte a la titular del Gobierno del Estado y al Secretario de Hacienda, para que no se pongan a la venta los estadios de béisbol “Héctor Espino” en Hermosillo, y el “Tomás Oroz Gaytán” en Ciudad Obregón, así como el parque recreativo “La Sauceda”.

Al considerarse lugares emblemáticos e icónicos del deporte en Sonora. Hablar de los estadios, significa remontarse a la historia del béisbol en la entidad. De ahí la importancia de contribuir en la preservación de la historia y declararlos Patrimonio Cultural de Sonora.

“Decir Naranjeros de Hermosillo o Yaquis de Obregón, es identificarnos como sonorenses con el rey de los deportes. Son parte de nuestra cultura deportiva y como tal deben ser considerados Patrimonio de los sonorenses”, dijo la diputada Del Río.

Señaló también la intención de vender el parque recreativo “La Sauceda”, un lugar emblemático para los hermosillenses y miles de sonorenses que lo visitaban en familia y amigos para disfrutar de un espacio público verde, con áreas de esparcimiento, recreación sana y que en su momento fue considerado uno de los principales pulmones de la capital del Estado.

La diputada de Movimiento Ciudadano recordó que han habido intentos para reactivar La Sauceda con fuertes inversiones, pero las puertas del parque siguen cerradas a los ciudadanos y en total de abandono.

Ante la posible venta de los inmuebles por parte del Gobierno del Estado, la diputada puntualizó que no sería suficiente lo recaudado para solventar los problemas financieros que atraviesa el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del estado de Sonora (ISSSTESON). Hizo un llamado al Ejecutivo Estatal a explorar otras alternativas, como regresarle los 2 mil millones de pesos al ISSSTESON, que no le entregó la administración anterior.

“No a la venta y si al rescate de espacios públicos. Los estadios de béisbol Héctor Espino y Tomás Oroz Gaytán, y el parque La Sauceda son de los sonorenses.  No sacrifiquemos el patrimonio de todos”, concluyó María Dolores Del Río.

Opiniones sobre esta nota

Se el primero en comentar esta nota

Envía tus comentarios