Paulina Rubio: 'Sin deseo no tenemos nada'


Muchas cosas han pasado en la vida de la cantante los últimos siete años, desde que lanzó el disco 'Brava!' hasta su más reciente, 'Deseo'. En especial la llegada de Eros, su segundo hijo.

Muchas cosas han pasado en la vida de Paulina Rubio los últimos siete años, desde que lanzó el disco Brava! hasta su más reciente, Deseo. En especial la llegada de Eros, su segundo hijo.

“Tiene dos años. Estoy mucho más tranquila, me siento más en paz, mis prioridades han cambiado”, dijo la cantante mexicana esta semana en una entrevista telefónica desde “una isla en Florida viendo el puerto de Miami”.

Además del nacimiento de Eros, Rubio se enfocó en su participación en programas televisivos como La Voz... México y The X Factor para el público estadounidense, así como La Voz Kids y La apuesta. También lanzó los sencillos Mi nuevo vicio con Morat y Si te vas.

“Nunca me he ido”, apuntó, pero reconoció que ya era hora de darles a sus admiradores nueva música y cumplir así su propio deseo.

“Siento que es fuego, es la mecha que prende cualquier fuego, directamente. El deseo es el motor que nos impulsa para hacer cualquier cosa. Sin deseo no tenemos nada”, dijo sobre el concepto detrás de esta producción.

El álbum, lanzado el 14 de septiembre, incluye títulos como Entre la luna y el sol, que habla de cómo el amor es una ruleta, y Hoy eres ayer, en el que dice que nadie la hace llorar, menos aún la persona con la que terminó una relación. El tema coincide con la ruptura que tuvo con el cantante mexicano Gerardo Bazúa, el padre de Eros (su primer hijo Andrea Nicolás, de 7 años, es fruto de su matrimonio con el empresario español Nicolás Vallejo-Nágera).

“Yo me quiero muchísimo, estoy muy bien en mi piel y me encanta esa canción”, señaló la artista.

Deseo tiene temas pop bailables como Late mi corazón, con Juan Magán, y una versión reggaetón de Si te vas con Alexis y Fido. “Ellos son súper mágicos”, dijo sobre el dúo puertorriqueño con el que grabó en su estudio en Florida.

En cuanto a su coqueteo con la música urbana: “Me gusta porque me hace ponerme la pila y regenerar o morir”.

“Lo importante de las etiquetas es quitártelas, para eso sirven”, añadió. “A mí no me importa mucho eso de los géneros”.

Deseo se creó en más de 24 meses ininterrumpidos de trabajo en el estudio de Rubio, bajo la producción de Mauricio Rengifo y Andrés Torres, cuyos créditos incluyen el trabajo de consola de Despacito. Su siguiente sencillo será Suave y sutil, que saldrá en los próximos días.

“Tengo muchos nuevos instrumentos, el acordeón, el bandolín que me hicieron amar los de Morat”, dijo Rubio, quien también incluyó cajón flamenco y guitarras electroacústicas. “Trato de mezclar lo tecno con lo unplugged (acústico)”.

Entre otros deseos de la cantante, está unir más la espiritualidad con el día a día y ver el medioambiente mejorar gracias a las nuevas generaciones.

“Yo sigo pensando que el mundo puede tener un buen renacer, creo que las nuevas generaciones lo demuestran”, dijo. “Creo que soy muy positiva porque tengo dos semillas que van a crecer muy grandes y espero que sean hombres de bien”.

El 15 de septiembre, Día de la Independencia mexicana, Rubio dio un concierto en El Paso, Texas, en la frontera con México.

“Para mí incluye muchísimo gozo y también muchísima fuerza porque es una frontera que está sufriendo mucho por la discriminación”, dijo la cantante, entre cuyos álbumes previos se destacan 'La Chica Dorada', 'Pau-Latina' y 'Ananda'.

Sus próximas presentaciones son el 19 de octubre en Phoenix, Arizona, el 17 de noviembre en The Forum en Inglewood, California, y los primeros días de diciembre en Sparks y Primm, en Nevada.

Opiniones sobre esta nota

Se el primero en comentar esta nota

Envía tus comentarios