Andrés Manuel López Obrador no podrá modificar la Constitución Política solo


De acuerdo con la norma que rige al Senado de la República, para modificar la Constitución se requiere una mayoría calificada, es decir, dos terceras partes de los senadores presentes, y suponiendo que estén en el salón de plenos la totalidad de los senadores (128), Morena, el PES y el PT requerirían el apoyo de 86 para lograr hacer cambios.

A pesar de que Andrés Manuel López Obrador y los partidos que lo postularon tendrán mayorías legislativas en el Congreso de la Unión, el tabasqueño, Encuentro Social (PES) y el Partido del Trabajo (PT) estarán obligados a negociar con otras fuerzas políticas para poder hacer cambios a la Constitución Política.

De acuerdo con las primeras proyecciones, Morena, Encuentro Social y el Partido del Trabajo tendrán 68 de los 128 senadores y aproximadamente 307 de los 500 diputados federales.

Con este número de legisladores les da para hacer, por sí solos, modificaciones en leyes, pero tendrán que negociar y cabildear con otras fuerzas políticas si requieren hacer cambios en la Carta Magna.

De acuerdo con la norma que rige al Senado de la República, para modificar la Constitución se requiere una mayoría calificada, es decir, dos terceras partes de los senadores presentes, y suponiendo que estén en el salón de plenos la totalidad de los senadores (128), Morena, el PES y el PT requerirían el apoyo de 86 para lograr hacer cambios.

En el caso de la Cámara de Diputados, para modificar cualquier ley u ordenamiento los partidos de la alianza Juntos Haremos Historia necesitarían 251 legisladores, los cuales ya tienen, pero para cambiar la Carta Magna requieren 333 votos.

Con estos números, en el Senado de la República solamente les faltan 18 legisladores, mientras que en la Cámara de Diputados les faltan 26.

De acuerdo con las proyecciones, el Senado de la República quedará integrado por los partidos de la siguiente forma: Acción Nacional sumaría 24 senadores por los principios de mayoría y plurinominales; PRI, 13 escaños; PRD, ocho; Verde Ecologista, siete; MC tendrá también siete, y Nueva Alianza uno.

Escenarios. Con esto, si a Morena le faltan 18 legisladores en el Senado para conformar mayorías para modificar la Constitución, le quedan tres escenarios a considerar para concretar su mayoría.

La unión más viable que ven los especialistas políticos es con la alianza que integran PRI, Verde y Nueva Alianza, debido a la cercanía de ideologías que hay entre el PRI y Morena, además de que en Morena existen perfiles importantes y cercanos a Andrés Manuel López Obrador que militaron en el Revolucionario Institucional. PRI, Verde y NA tendrán 21 senadores y Morena requiere 20.

El segundo escenario, pero más complicado, es una unión entre Morena y el PAN, en solitario, sin sus aliados del Frente. Sin embargo, los politólogos no ven esta unión debido a lo confrontados que estuvieron sus candidatos en la contienda presidencial, Andrés Manuel López Obrador y Ricardo Anaya, respectivamente.

Aunque también existe la posibilidad de que Morena dialogue con todo el Frente en conjunto, es decir, PAN, PRD y MC, y ahí sí se generaría una mayoría calificada.

San Lázaro. La integración de la Cámara de Diputados, de acuerdo con proyecciones, quedaría así: PAN tendría 82 legisladores federales; PRI, 45; PRD, 21; Verde Ecologista, 16, y NA únicamente dos.

Para alcanzar los 333 diputados federales necesarios para modificar la Carta Magna, Morena, PES y PT requieren de otros 26.

En este caso, se abren más los escenarios para los partidos de López Obrador. Para negociar, por ejemplo, con la sola suma de los legisladores del PAN, o del PRI, o de Movimiento Ciudadano les daría para alcanzar la mayoría absoluta.

Sin embargo, el escenario más viable también para concretar un bloque constitucional sería con el PRI, Verde y Nueva Alianza. De lograrse esta hipótesis tendrían 370 legisladores.

La alianza del PRI-Morena no es nueva, pues desde la 63 Legislatura, que está a punto de terminar, se concretó para distintos dictámenes a votar como el nombramiento del nuevo auditor Superior de la Federación, David Colmenares.

En esa ocasión, el coordinador del blanquiazul en la Cámara de Diputados, Marko Cortés, acusó a los legisladores priístas y a los integrantes de Morena de integrar el “PRI-Mor”, con el objetivo de avalar al auditor, a pesar de que no había acuerdo entre los grupos parlamentarios.

La hipótesis de una unión entre Morena y el Frente también se avizora complicada, debido a las acusaciones de panistas de que hubo un pacto de impunidad entre López Obrador y Enrique Peña Nieto para que el tabasqueño llegara a la Presidencia de la República.

El partido que más diputados y senadores tendrá, por sí solo, será Morena, con 191 curules y 55 escaños.

Se reconfigura mapa. Con el reciente triunfo de Morena se reconfiguró el mapa y la renovación de fuerzas en ambas cámaras.

Actualmente, los 500 diputados están repartidos así: PRI, con 204 (40.8%); PAN, 180 (21.6%); PRD, 53 (10.6%); Morena, 47 (9.4%); PVEM, 38 (7.6%); MC, 21 (4.2%); NA y PES, 12 diputados cada uno (2.4%); un diputado independiente y además cuatro sin partido político.

Mientras que en el Senado de la República el Revolucionario Institucional tiene 55 (43%); PAN, 34 (27%); PT-Morena, 19 (15%); sin partido, ocho (6%); PRD, siete (5%), y el Verde Ecologista de México cinco (4%).

Opiniones sobre esta nota

Se el primero en comentar esta nota

Envía tus comentarios