Se infiltran en Hotel Trump y 'ponen en su lugar' al presidente de EU


Un colectivo de artistas logra escenificar el encarcelamiento del mandatario estadunidense, con ratas vivas incluidas, en el Trump International Hotel and Tower de NY, sin que alguien se diera cuenta.

Un Donald Trump sentado tras los barrotes de una pequeña celda, luciendo gorra y corbata roja, y esposas doradas, es el protagonista de una protesta escenificada por un colectivo de artistas en una habitación de la lujosa cadena de hoteles Trump en Nueva York, informaron hoy medios locales.

Siete integrantes del grupo Indecline, que ganó notoriedad luego de que instalara durante la campaña de 2016 estatuas de tamaño natural y totalmente desnudas del ahora presidente estadunidense, rentaron el pasado jueves una habitación en el Trump International Hotel and Tower, en Manhattan.

El diario New York Post relató que los artistas, en una operación que se asemejó a la del Caballo de Troya, transportaron en sus maletas los materiales que utilizaron para la puesta en escena que han empezado a difundir a través de su web thisisindecline.com.

Los artistas desmontaron la decoración de uno de los espacios de la suite y, valiéndose de tiras de papel, simularon una pared de cemento para luego armar una celda de 1.5 metros por 2.4 metros, detalla el diario, y según se observa en un video difundido por el grupo, que usaba máscaras y pasamontañas.

En la celda, en la que se veían tirados en el piso empaques de McDonald's y un ejemplar del libro 'The art of the deal' del gobernante estadunidense rodeados de ratas, se sentó un sujeto disfrazado de Trump y que tenía a su lado una fotografía del presidente ruso, Vladimir Putin.

También en el lugar colgaron varias banderas de Estados Unidos con diseños que incluían agujeros, signos de haber sido quemadas o colores, y en las que aparecían los rostros de figuras como el filósofo Noam Chomsky, el fallecido boxeador Muhammad Alí, el periodista Hunter Thompson, entre otros.

La exhibición de las banderas tenía como objetivo celebrar la historia de activismo y protesta de los Estados Unidos, dijo uno de los integrantes del grupo al rotativo neoyorquino.

Según la versión, el equipo de artistas trabajó durante toda la noche del jueves para la escenificación, sin visitas inesperadas de limpieza u otras interrupciones.

Ya terminado el montaje, invitó a un grupo de prensa durante unas horas en la noche del viernes y que posteriormente trabajó para dejar la habitación tal como la encontró.

La parte divertida es que cuando vean lo que sucedió, van a venir de prisa y encontrar una habitación totalmente normal", remató uno de los participantes.

Opiniones sobre esta nota

Se el primero en comentar esta nota

Envía tus comentarios