Quiere Luismi audiencia privada


Saúl "Canelo" Álvarez, comparte un mesa de juego con el cantante Luis Miguel en Las Vegas, Nevadas.

Abogados de Luis Miguel pedirán a una Corte federal de Los Ángeles que impida el acceso del público a la audiencia del 11 de mayo, donde será interrogado sobre sus bienes y situación financiera.

El cantante está citado a comparecer ante la jueza Jean Rosenbluth, a una audiencia de examen de deudor, para aclarar la forma en que puede pagar el millón 43 mil dólares que debe a su ex asistente William Brockhaus desde 2016.
Kris Demirjian, abogado de Luis Miguel, pidió el 3 de mayo a los abogados de Brockhaus aceptar que de manera conjunta se solicite a la jueza cerrar la audiencia al público para proteger los derechos inalienables a la privacidad previstos en la Constitución de California.
"No estamos tratando de impedir que Luis Miguel conteste preguntas sobre sus finanzas, simplemente queremos cerrar la audiencia, al no existir un interés público relevante para que se difunda dicha información", explicó Demirjian en un correo electrónico a su colega y contraparte Amy Mesiggian.
También destacó el nivel de atención de los medios de comunicación sobre el caso, como una razón para pedir a la jueza que no se abra la audiencia.
Cuando declaró en la demanda original de Brockhaus, que se tramitó en Nueva York, Luis Miguel dijo que desconocía cuál era su situación financiera, en una audiencia en la que dio varias respuestas incoherentes.
Hasta ahora no está claro si el cantante se ha negado a saldar la deuda por animadversión personal hacia Brockhaus, quien fue su amigo cercano, o si simplemente no tiene la liquidez para hacer el pago.
El 2 de mayo, Rosenbluth liberó a Luis Miguel de una orden para arrestarlo con una fianza bajo su propia palabra, que conlleva el pago de un millón de dólares si no asiste a las audiencias subsecuentes.
La Corte reservó la información relativa a las condiciones que se le impusieron al cantante para su libertad, precisamente porque se trata de un litigio civil para el cobro de una deuda, aunque reportes de prensa señalan que Luis Miguel no puede salir de Estados Unidos.
El 5 de mayo, otra jueza de la misma Corte, Virginia Phillips, autorizó al despacho de abogados que representa a Brockhaus para ejecutar la orden de decomiso sobre el Rolls Royce modelo 2013 que Luis Miguel maneja cotidianamente, valuado en 96 mil dólares.
La jueza autorizó al Servicio de Alguaciles Federales para ejercer fuerza razonable que sea necesaria para asegurar el vehículo, cuyo decomiso fue ordenado por la Corte desde el 27 de enero, y fue fotografiado la semana pasada estacionado en dos hoteles de Beverly Hills.
El Rolls es el único bien de valor que los abogados de Brockhaus han podido ubicarle al cantante mexicano

Opiniones sobre esta nota

Se el primero en comentar esta nota

Envía tus comentarios