Edwin Luna, de “La Trakalosa de Monterrey”, confesó vendía ropa y verdura en el mercado, con su mamá


El cantante reveló que cuando era niño, su familia era de escasos recursos y para salir adelante, ayudaba a su mamá a vender ropa, verdura y juguetes en el mercado.

El vocalista de “La Trakalosa de Monterryey”, Edwin Luna, reveló que en su infancia tuvo que vender ropa, verdura y juguetes, para poder salir adelante, acompañado de su mamá.

La estrella norteña, de 33 años de edad, platicó en el programa “Miembros al Aire” que fue transmitido el jueves pasado, que empezó “desde abajo”, como muchos artistas, y tuvo que aprender a trabajar desde niño para ayudarle a su mamá.

El intérprete de “Fíjate Que Sí” recordó que hace poco tiempo quiso darles una lección de vida a sus hijos, quienes afortunadamente no han sufrido pobreza y podrían creer que las cosas son fáciles de ganárselas.

Destacó que uno de sus hijos se sorprendió cuando le dijo que él tuvo que vender ropa y juguetes en el mercado y los tianguis, ya que su mamá no tenía dinero para comprarle cosas ni tenía las mismas oportunidades que él si tiene.

“Uno de mis hijos me dijo que le comprara… no me acuerdo que fue, pero mi respuesta fue: ‘Mañana voy’. Y él, en su mentalidad me dice: ‘Oye, ¡para qué trabajas mucho? Si no tienes para comprarme dame una tarjeta (de crédito o débito)’. Entonces, me hirvió la sangre y le dije: ¿Sabes cómo empecé yo? Empecé vendiendo ropa en el mercado con mi mamá. Y se ríe y me dice: ‘No’mbre, eso quiere decir que no te querían’”, relató.

LECCIÓN APRENDIDA

Tras la respuesta que le dio su hijo, al día siguiente, Edwin Luna levantó temprano de la cama a sus tres hijos, les dijo que juntaran la ropa, juguetes y accesorios que ya no usaran y los llevó a vender sus cosas a un tianguis, para que sepan lo que cuesta ganarse un sueldo.

“El domingo, a las 07:00 de la mañana, hace dos meses, me los llevé al mercado. Se trajeron los juguetes que ya no usaban, la ropa, nos pusimos a vender… sirvió, porque la raza, veía que éramos nosotros, y rápido compraron las cosas y se llevaron todo, pero trato siempre de enseñarles la humildad, que vean las dos caras de la moneda, de qué sucede si su papá se queda sin voz ahorita, cómo hay que adaptarnos…”, agregó.

Edwin resaltó que su mamá se quedó sola con cuatro hijos que mantener, por eso es que él y sus tres hermanos, al salir de la primaria o la secundaria, se iban con su mamá a vender ropa, fruta y verdura, y juguetes.

Según lo que platicó el cantante, dicho oficio lo realizaron por varios años, lo que le sirvió para forjarse un camino en la vida y tener bases para enfrentar los problemas que en la misma carrera musical llega a tener.

Opiniones sobre esta nota

Se el primero en comentar esta nota

Envía tus comentarios