Carlos y Camila posan en su primer retrato oficial como rey y reina consorte


El Palacio de Buckingham publicó el primer retrato oficial del rey Carlos III y la reina consorte Camila junto a los príncipes de Gales , William y Kate , todos vestidos de riguroso luto con atuendos negros. Se trata de una imagen que fue tomada la noche anterior al funeral de la reina Isabel II el pasado 18 de septiembre, horas antes de que los cuatro miembros más importantes de la Familia Real británica ofrecieran una recepción para los jefes de Estado en el Palacio de Buckingham, en Londres.

El rey Carlos III, su esposa, Camila, la reina consorte; su hijo mayor, el príncipe William y su nuera Kate visten de negro en la fotografía, ya que todavía se encontraban en el periodo oficial de luto tras la muerte de la reina el pasado 8 de septiembre, pero aún en estas circunstancias, se les puede ver relajados. La fotografía fue tomada en las Escaleras de los Ministros en el Palacio de Buckingham, frente a los retratos de los monarcas anteriores. Una fuente del palacio reveló al diario Mail on Sunday que la foto había sido tomada para registrar el “momento histórico” en privado para la familia.

Esta nueva imagen de los miembros más importantes de la Familia Real se suma a otra histórica fotografía que se dio a conocer hace un par de semanas, en la que se difundió por primera vez un retrato del monarca trabajando con la famosa caja roja. El rey Carlos III recibirá uno de los contenedores icónicos todos los días, excepto en Navidad, con cajas que contienen documentos gubernamentales y documentos de la Mancomunidad de Naciones. Las imágenes del soberano en el trabajo se publicaron el 24 de septiembre, pero fueron tomadas desde el 11 de septiembre, solo unos días después de la muerte de la reina Isabel II. Carlos III se ve en la imagen sentado en un escrirotio dorado, alcanzando papeles, incluido uno atado con una cinta, mientras en el fondo está una foto enmarcada en blanco y negro de sus padres.

La compañía británica de cuero Barrow Hepburn y Gale confirmó previamente que las cajas para el rey estaban en producción, y un portavoz de la empresa dijo que el monarca recibiría inicialmente más de seis cajas que llevarían la nueva cifra real. Cada caja tiene su propio candado codificado y se cree que son rojas, ya que el color era el favorito del príncipe Alberto, consorte de la reina Victoria. Otra versión se remonta a finales del siglo XVI, cuando el representante de la reina Isabel I, Francis Throckmorton le entregó al embajador español Bernardino de Mendonza un maletín rojo lleno de morcillas. Cuando la reina alcanzó 70 años en el trono del Reino Unido, el Palacio de Buckingham publicó una imagen similar de ella sentada con su caja roja, tomada en el salón de Sandringham House.

 

Opiniones sobre esta nota

Se el primero en comentar esta nota

Envía tus comentarios