Kiosco Mayor


De Francisco Rodríguez

 "Corcholatas", muy lejos de llegarle a AMLO

*Si oposición se une, habrá competencia

*De lo contrario, habrá Morena para rato

*CEN envía nuevo delegado al PRI-Sonora

Recientemente, entre acarreos, supuesta compra de votos, uso de recursos públicos, enfrentamientos y hasta urnas quemadas, Morena, el partido oficial, llevó a cabo su elección de consejeros en los 300 distritos electorales del país. Un proceso sucio, y viciado de origen, como lo calificó el senador morenista Ricardo Monreal, quien prefirió no participar en esa elección.

Se estima participaron cerca de tres millones de personas, entre militantes de Morena y ciudadanos a quienes se les permitió votar con la condición de firmar una solicitad de adhesión a ese partido presidido a nivel nacional por Mario Delegado, pero dirigido por Andrés Manuel López Obrador.

Unos dirán fue un éxito, otros dirán lo contrario, aunque la realidad es muy baja la participación de militantes de un partido que está en el poder presidencial y gobierna la mayoría de los estados del país.

Y otra realidad, es la evidencia de que Morena todavía no tiene la capacidad para organizar y llevar a cabo un proceso de elección interna, mucho menos de presentar innovación en la selección de quienes integrarán próximamente su Consejo Nacional.

Por más "que se desgarren las vestiduras" con argumentos endebles, no pueden ocultar el desaseo de un proceso que "vendieron" como democrático pero que terminó en una risible fachada de democracia.

Después de ver este proceso, el pleito del gobierno federal con Estados Unidos y Canadá por lo del TEC-MEC y con la Iglesia Católica, originado por el asesinato de dos jesuitas en Chihuahua, la escasez de obra pública en todo el país, el incremento del número de pobres y el crecimiento de la inseguridad, debe haber profunda preocupación en AMLO respecto a las elecciones del 2024.

Morena no tiene un AMLO para competir en 2024 y las "corcholatas" designadas por el mismo para contender por la candidatura presidencial, están muy lejos de llegarle, ni siquiera acercársele a ese hombre que hoy es el Presidente de la República.

Desde luego los propagandistas de la 4T dicen lo contrario y pretenden crear un ambiente triunfador con quien sea el candidato, sustentan mucho de su confianza en los programas sociales, particularmente en la pensión a los adultos mayores y quieren venderlo como propio cuando la realidad viene desde hace años, iniciándose con Vicente Fox. Cierto es que con López Obrador se extendió a todas las personas de 65 años y más y con una cantidad de dinero mucho mayor.

La ventaja de Morena es que la oposición no tiene candidato, ni siquiera ofrecen nombres de posibles aspirantes y tampoco han sido concluyentes en la permanencia de la Alianza Va por México, integrada por el PRI, PAN y PRD.

A dos años de la elección, Morena ya tiene sus "corcholatas" muy definidas, y las definió el mismo AMLO; ya tiene también una estructura, al menos la oficial de los gobiernos federal, estatales, municipales y muchos congresos locales. Y hacen pruebas, como la revocación de mandato y la elección de consejeros. Y si bien es cierto, en ninguna de las dos salieron aprobados, también lo es que están aprendiendo y aún le quedan dos años.

Quizá el principal problema de Morena sea Morena mismo, sus grupos y sus ambiciones de poder. Y quizá, también, la soberbia y exceso de confianza calculando su fuerza política con la aceptación de gobierno y popularidad de AMLO. Son dos cosas distintas. López Obrador no estará en las boletas electorales.

Y, por otro lado, un buen gobierno no influye en el electorado a favor del candidato de su partido a sucederlo, pero un mal gobierno sí influye negativamente. Y la valoración la hará el ciudadano y se reflejará el día de la votación.

Sí la oposición se une, habrá competencia.

Pero si la oposición no lleva un buen candidato y ofrece un proyecto de gobierno convincente para las mayorías, pues habrá Morena para rato.

Al tiempo.

NUEVO DELEGADO DEL PRI

Hoy debe llegar a Hermosillo el nuevo delegado del CEN del PRI, Ramiro Hernández, originario de Jalisco y con gran experiencia política y de partido. Cenecista, ex Senador de la República, expresidente municipal de Guadalajara y actual secretario adjunto del Comité Ejecutivo Nacional del tricolor, que preside Alejandro Moreno.

Luego del fallo del Tribunal Estatal Electoral, que le dio la razón a Zaira Fernández y Pascual Soto, el CEN del PRI acató la instrucción de reponer el proceso electivo, o mejor dicho continuarlo, por eso envía un encargado del comité directivo estatal. Su tarea será primero escuchar y tratar de reconciliar a los grupos y luego continuar con el proceso de elección de la nueva directiva que tendría que ser, de acuerdo el resolutivo del TEE, entre los mismos competidores iniciales, o sea las fórmulas integradas por Zaira Fernández y Pascual Orosco y la de Onésimo Aguilera e Iris Sánchez.

Sin embargo, la decisión del TEE fue impugnada y el recurso ingresó a la Sala Regional de Guadalajara del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación. La revisión y fallo podría tardarse hasta dos meses.

La pregunta es: ¿puede haber elección antes del fallo? Y si la hay y gana Zaira y Pascual y luego se da el dictamen y si éste favorece al CEN del PRI, o sea a Onésimo e Iris, ¿otra vez asumirían la dirigencia?

Son preguntas que de seguro habrá de responder el enviado del CEN del PRI.

Twitter: @kioscomayor

Más información

Opiniones sobre esta nota

Se el primero en comentar esta nota

Envía tus comentarios