Kiosco Mayor


De Francisco Rodríguez

PRI: Dirigencia con liderazgo

*Llega delegado del CEN: Jorge Meade Ocaranza

*Inicia el proceso de renovación del comité estatal

*“El PRI no está muerto ni andaba de parranda…”

Elegir una dirigencia del PRI estatal “solida, fuerte, legitima que tenga el liderazgo con los priistas de Sonora”, fue el primer mensaje del delegado del CEN, Jorge Meade, al asumir el cargo el viernes pasado en las oficinas del tricolor estatal.

Claro que es lo ideal, y el anhelo de miles de priistas cansados de ver como la cúpula, casi siempre, decide e impone mas atendiendo intereses de grupo que de la propia militancia. El mensaje de Meade debe pasar a los hechos.

Nadie duda de las capacidades del nuevo delegado, pues su currículo exhibe experiencia política y de partido. Ha sido delegado en 14 entidades del país, diputado federal y candidato a la gubernatura de su natal Morelos. Tiene 39 años en las filas del PRI.

El próximo presidente del comité directivo estatal, que sustituya al diputado Ernesto De Lucas, deberá ser, o debería ser, una figura que no tenga una marca muy firme de algunos de los lideres de grupo tricolor; que tenga habilidad para unificar primero a los grupos internos; y gran capacidad para sacar adelante a un partido que carece de recursos financieros.

El viernes llegó el delegado y se atendieron todos los protocoles, es decir, se aprecia que el CEN, presidido por Alejandro Moreno, le está dando la importancia a esta renovación de dirigencia en Sonora.

Primero, se presentó a Meade a los liderazgos del tricolor y sus sectores, obrero, popular, campesino, jóvenes, mujeres. Ahí se vio al dirigente de la CTM, Javier Villarreal y Humberto Robles Pompa (CNOP), entre otros.

Le tomó la protesta Ricardo Aguilar Castillo, secretario de organización del comité ejecutivo nacional a quien le acompañaron el secretario de operación política, Miguel Alonso Reyes y la subsecretaria de organización, Mirna López. En el presídium, además de los enviados del CEN, estuvieron Ernesto de Lucas y Kitty Gutiérrez, presidente y secretaria general del CDE y Víctor Hugo Celaya, delegado regional del CEN.

Y, luego de una conferencia de prensa, el delegado se reunió con los aspirantes, aquellos que han levantado la mano, a dirigir el PRI en Sonora, excepto Onésimo Aguilera quien se encontraba en la Paz, Baja California Sur, atendiendo su comisión de delegado del CEN en esa entidad.

Al día siguiente, Jorge Meade se trasladó a Ciudad Obregón para iniciar su trabajo de acercamiento y auscultación. Se habrá de reunir con liderazgos y militantes de toda la entidad; los escuchará y con ello de seguro podrá presentar un informe de la situación del priismo en Sonora y de quien, o quienes, garantizan esa dirigencia sólida, fuerte y de liderazgo con la militancia.

¿El método? Me parece que será lo último en decidirse, luego de recopilar la información y las posturas de los priistas.

Pero el delegado debe también reunirse con las estructuras de ese partido, con los ex presidentes del tricolor, y con exgobernadores emergidos de ese partido, no solo con Manlio Fabio Beltrones, también con Eduardo Bours y Armando López Nogales (quien fue presidente del PRI-estatal), dejo fuera a Claudia Pavlovich por estar desempañándose como Cónsul de México en Barcelona, un cargo oficial del gobierno de México.

Y ayer domingo, al delegado se le vio conversando con el alcalde Antonio “Toño” Astiazarán y saludando, por encontrarse en mesa adjunta en el restaurante del hotel Fiesta Americana, a los ex dirigentes del PRI Alfonso Molina Ruibal, Miguel Ángel Murillo, Manuel Robles Linares y Bulmaro Pacheco (uno de los aspirantes a dirigir el tricolor) y al expresidente de la Unión Ganadera Regional de Sonora, Héctor Platt.

La tarea no es fácil para el delegado del CEN, pero tiene experiencia en esos quehaceres, y su principal misión es escuchar qué quieren los priistas, conciliar las posturas y elegir el método de elección mas aceptado por la mayoría.

Designar una dirigencia por decisión cupular podría dividir a los liderazgos regionales y desalentar a una militancia que aun cree y confía en el PRI, un partido al cual se le cargan muchos errores, y lo ha tenido y los tiene, pero también ha sido factor primordial para muchos beneficios que hoy gozamos los mexicanos.

Y como dice el presidente del tricolor, Ernesto “El Pato” De Lucas: “El PRI no está muerto ni andaba de parranda…”

Sígame en Twitter: @kioscomayor

Más información

Opiniones sobre esta nota

Se el primero en comentar esta nota

Envía tus comentarios