Claudia Pavlovich, una de las pioneras en la vida política de las mujeres en México


Se postuló para ser gobernadora de Sonora, ni un solo estado mexicano estaba dirigido por una mujer

Aunque por primera vez en la historia mexicana, 50 por ciento de los legisladores en la cámara baja del Congreso son mujeres, el camino para las aspirantes no fue sencillo, pues hace seis años, cuando Claudia Pavlovich se postuló para ser gobernadora de Sonora, ni un solo estado mexicano estaba dirigido por una mujer.

Hoy, a un mes de terminar su mandato, ya figuran seis nuevas gobernadoras en un panorama donde el número de candidatas para cargos estatales y federales se ha disparado a nivel nacional.

En un artículo publicado por The Washington Post, la periodista Mary Beth Sheridan reveló que cuando Pavlovich se postuló para ser gobernadora el tema principal de su campaña fue su imagen y no se relevancia política, lo que destacaba la misoginia de ese periodo; no obstante, el número de candidatas para cargos estatales y federales se ha disparado.

Por primera vez, en varios estados, incluido Sonora, las mujeres superarán en número a los hombres en las legislaturas locales, un cambio notable al destacar que las mujeres mexicanas obtuvieron el derecho al voto hasta 1953.

Aun así, el artículo destaca que el creciente número de mujeres políticas no ha significado necesariamente una mejora en la vida de las mujeres en general ya que la violencia contra ha aumentado en los últimos años, generando una explosión de protestas.

Sin embargo, hasta 1964, dos mujeres llegaron al Senado mexicano. Una de ellas, la madre de Pavlovich, Alicia Arellano, quien también animó a su hija a aspirar a un cargo de elección popular.

Por su parte, Pavlovich Arellano, que pertenece al Partido Revolucionario Institucional (PRI), espera que su ejemplo, criar a tres hijas mientras se desempeñaba como gobernadora, senadora y representante estatal, aliente a las mujeres que se han mostrado reacias a postularse para un cargo, pues muchas veces tener una familia se ve como un obstáculo para la vida laboral de las mujeres.

Opiniones sobre esta nota

Se el primero en comentar esta nota

Envía tus comentarios