Rescatan en desierto de Arizona a niño abandonado por pollero


Una mujer pidió ayuda al número de emergencia 911 para ella y dos niños en el área de Yuma, estaban extraviados

En coordinación con el C5i Sonora, la Border Patrol pudo salvar la vida de un niño de 3 años de edad, luego de que una madre solicitara apoyo para ella y sus dos hijos extraviados al número de emergencia 911, en el desierto de Yuma, Arizona, desafortunadamente ella y su hija perdieron la vida.

Guadalupe Lares Núñez, coordinadora estatal del Centro de Control, Comando, Comunicación, Cómputo, Coordinación e Inteligencia (C5i) Sonora, explicó que el caso de esta familia ocurrió la tarde del 26 de agosto, por lo que alertó a las personas que intentan cruzar de manera irregular a los Estados Unidos, sobre los fatales desenlaces que suceden.

Agregó que la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) de Sonora, mediante la estrecha coordinación y relación humanitaria que tienen a través del 911 Sonora y la Patrulla Fronteriza (Border Patrol) para la geolocalización y rescate de migrantes, para reforzar la campaña “Los Peligros del Desierto”.

Lares Núñez señaló que este caso conmovió a los cuerpos de ambas fronteras, por ello y otros casos similares donde migrantes en su intento por cruzar a Estados Unidos, han perdido la vida, por lo que la SSP refuerza desde el lado mexicano esta campaña.

Dio a conocer que tras activarse el protocolo binacional se inició la búsqueda, sin embargo, luego de un intenso trabajo, fueron ubicadas sin signos vitales, la madre y su hija de 11 años de edad, bajo el intenso sol del desierto de Yuma, Arizona.

En el sitio, a un lado del cuerpo inerte de su madre, permanecía con vida el niño, de 3 años de edad, por lo que se le dieron los primeros auxilios y fue trasladado a un hospital de Arizona para su atención médica, donde se encuentra fuera de peligro.

Hizo el llamado para no cruzar de manera irregular a los Estados Unidos y evitar pérdidas humanas como el de esta desesperada mujer, quien acompañada de sus dos hijos ingresó caminando por Mexicali, Baja California, luego de que un delincuente, según alcanzó a comentar en su llamada a la línea de emergencias, los había abandonado a su suerte.

“Historias como las de esta madre de familia y su hija que perdieron la vida víctimas de delincuentes en su intento por cruzar a los Estados Unidos no deben repetirse”, dijo.

Pidió a los migrantes a evitar esperarse a no tener líquidos, comida o batería en sus teléfonos móviles para solicitar ayuda al 911, donde dijo, se hace todo lo humanamente posible por ayudarles.

Más información

Opiniones sobre esta nota

Se el primero en comentar esta nota

Envía tus comentarios