De Primera Mano


LA CONSULTA popular que el Instituto Nacional Electoral organiza a iniciativa del Presidente López Obrador, -para este 1 de Agosto-, será de gran utilidad para éste último y sus planes ocultos. Será como un ensayo, en el que estarán en juego varios objetivos.

Primero, aliviar su dolor. AMLO es muy predecible y a pesar de que asegura que su fuerte no es la venganza, él se dará por bien servido al exhibir a sus antecesores. Será como sentarlos en el banquillo de los acusados en la plaza pública y que millones de mexicanos los señalen con el dedo acusatorio de la corrupción y la inmoralidad.

Los ciudadanos tendrán la oportunidad de participar en esta consulta y dar el “Sí” a la posibilidad de “enjuiciar a quienes tomaron las decisiones políticas en el pasado”. Todo lo que se desea desde Palacio Nacional es que los espacios periodísticos reseñen la opinión del pueblo de México, sobre lo que sería una “condena pública” a la actuación de los cinco anteriores mandatarios.

El Presidente está convencido que de acuerdo a la Ley, es remota la posibilidad de llevar a tribunales a los expresidentes. Pero la consulta será utilizada como un tribunal popular.

Desea, sobre todo, vengarse de Carlos Salinas, de Vicente Fox y de Felipe Calderón.

Del primero, porque se convirtió en su demonio favorito en los arranques de su carrera opositora al régimen en la década de los años noventa. De Fox, porque éste último presumió en el extranjero, haber metido las manos para evitar que el entonces candidato del PRD a la Presidencia en el año 2006, triunfara en los comicios electorales. De Felipe Calderón, porque se convirtió en un “usurpador” al ser el beneficiario del “fraude electoral” que –según AMLO- se llevó a cabo en el año 2006.

Sobre Ernesto Zedillo, se vio obligado a acusarlo por haber aprobado el FOBAPROA, la estrategia financiera del gobierno de fines de siglo pasado para rescatar a los ricos, con dinero público. Sin embargo, López Obrador guarda un agradecimiento especial para quien fuera Presidente de 1994 al año 2000, porque le permitió competir por la jefatura de gobierno del entonces Distrito Federal, a pesar de no contar con arraigo ni dirección en la capital del país, pues su credencial de elector se originó en su tierra, Tabasco.

Con Enrique Peña Nieto, se ha unido siempre a la ola calificadora de la corrupción de su sexenio, pero no habrá mayor trascendencia por el pacto que celebraron desde la elección en 2017 de Gobernador en el Estado de México. El PRI conservó esta entidad que jamás ha soltado, pero AMLO caminó en alfombra rumbo a Palacio Nacional.

Segundo, el ensayo para la reelección. En esta consulta popular de agosto, inútil para la vida orgánica del país (la aplicación de la Ley por parte del Estado no puede sujetarse a una consulta popular) al dinero del pueblo se le cargarán cuando menos 500 millones de pesos.

Pero dentro de la utilidad presidencial, este experimento se realizará en el laboratorio mental de Palacio Nacional, con miras a la revocación del mandato en el año 2022.

En efecto, el siguiente año se llevará a cabo la consulta para establecer si Juan Pueblo desea que López Obrador siga en la Presidencia o que renuncie.

Será una espléndida oportunidad para demostrar que el Presidente “ya no se pertenece”, sino que “pertenece al pueblo” y, como éste último es “bueno, sabio y no se equivoca”, no le quedará más remedio que obedecerlo en su “interés” de la continuidad en el poder.

Y es que esa consulta, será un “sondeo del Estado”, en el que todo será controlado desde las alturas. El objetivo será mucho más claro: una reforma constitucional para incluir el término “Reelección” en la Carta Magna.

Tercero, controlar una agenda mediática. A estas alturas, no es secreto para nadie el fracaso de la “cuarta transformación” en el plano económico, social, de la salud y la seguridad pública. Todos ellos son temas sensibles a la población y le restan popularidad al Presidente, todos los días.

Finalmente, con esta consulta popular para “condenar” a los expresidentes, se abrirá una espléndida oportunidad para evitar esos temas sensibles, sacarlos de la agenda mediática y ganar tiempo.

El adelanto “sucesorio”

EL PRESIDENTE “destapó” a sus posibles sucesores en el poder, pero al hacerlo sumó y también restó… Por un lado, descartó a Ricardo Monreal Ávila, su operador político más importante en el Senado y, por el otro, dejar en claro que Claudia Sheinbaum, la jefa de gobierno de la Ciudad de México, es su candidata “in péctore”, es decir, su elegida de acuerdo al corazón, al sentimiento… Cuando se festejaron los tres años del triunfo del 2018, en el auditorio nacional, se le organizó un coro de “presidenta-presidenta”… Pero esta acción presidencial no se quedó así… Monreal reaccionó asegurando que en su momento estaría en la boleta electoral en el año 2024, por la Presidencia de la República, “aunque su postulación no sea por MORENA”… Marcelo Ebrard Casaubón, el poderoso secretario de Relaciones Exteriores, difundió una “carnita asada” a la que invitó a su equipo más cercano y otros seguidores, quienes se declararon listos para la carrera rumbo al 2024 y todavía más, aprovechó la “mañanera” del día siguiente para reiterar y teniendo por testigo a López Obrador, que llegados los tiempos, participará para ganar esta carrera… Desde luego, este adelanto sucesorio no deja beneficio alguno a la salud de los mexicanos… Al contrario, desvía la atención y motiva pérdidas de tiempo de personajes cuyas acciones deben estar sólo encaminadas a atender las demandas de los mexicanos en esta hora crítica… Pero el Presidente juega con ello y se permite recordarles que él será quien elija a su sucesor… Si es que así lo determinan los tiempos… Para remarcarlo usó una metáfora… Dijo: “Yo soy el destapador… Y tengo varias corcholatas”… Una primera conclusión de este perverso juego presidencial, es que tanto Monreal como Ebrard, se tomarán en serio el juego sucesorio de acuerdo al mandato constitucional… Y la Sheinbaum estará lista para avalar la decisión que tome López Obrador… Así sea la “reelección” que será puesta en un primer plano luego de la consulta por la revocación de mandato el año siguiente… El 2022.

La jugada de Célida López Cárdenas

SE HA DICHO en los pasillos que Alfonso Durazo no quiere a Célida López, la aún presidenta municipal con licencia de Hermosillo… Y en los hechos, si alguien ha respetado la figura de Durazo desde que éste era precandidato a la gubernatura, ha sido precisamente Célida… Es que ella, en determinado momento, pensó que podía ser la candidata de MORENA para llegar a la oficina más refrigerada de Palacio de Gobierno, pero una vez que confirmó que el nacido en Bavispe iba con todo por esa posición, se hizo a un lado y empezó a gritar a los cuatro vientos, que MORENA ya tenía un candidato y ese era precisamente quien firmaba aún como secretario de seguridad y protección ciudadana… Enseguida, ella se midió de la manera más objetiva posible y llegó a la conclusión de que podía reelegirse como presidenta municipal… Por eso se lanzó a esa aventura… “A toro pasado”, faltó medir el escenario de sus diferencias con el Partido del Trabajo y el Partido

Verde, aliados de Durazo, pero que en la competencia por la alcaldía cada uno de ellos se fue por la libre… Y faltó prever también la enorme cantidad de votos que tendría el candidato por Movimiento Ciudadano, David Figueroa Ortega… Nada más y nada menos que ¡42 mil votos!... Total, en Hermosillo, la tierra de Ernesto Gándara, ganó fácilmente Alfonso la gubernatura, pero “Toño” Astiazarán salió adelante… Ante el inesperado escenario de derrota, Célida tomó dos decisiones… La primera, no regresar a su cargo de alcaldesa… El golpe había sido durísimo y su dignidad la obligaba a no aceptar unos resultados que, para ella, no eran posibles, por lo que su segunda decisión fue acudir al Tribunal Estatal Electoral para impugnar sus números en contra… Y si este tribunal le daba “palo”, aún quedaba la instancia final: La sala regional del tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, en Guadalajara… Estaba dispuesta a hacerlo… La realidad le permitió aceptar más la derrota ante el revés que por unanimidad de los magistrados, le proporcionó el TEE y luego de una voluntad manifiesta por Alfonso Durazo para darle vuelta a la hoja, aceptó la propuesta de integrarse a la comisión de entrega-recepción del gobernador electo, conocer la documentación de la Comisión de Fomento al Turismo y con ello estar a un paso de formar parte del gabinete estatal que deberá entrar en funciones el próximo día 13 de septiembre, cuando inicie el nuevo sexenio… Antes, reconoció públicamente su derrota, felicitó al candidato ganador y dio las gracias a todos por permitirle gobernar Hermosillo… Y Alfonso se permitirá trabajar más cómodamente con Astiazarán, a quien ya conoce desde la década de los años noventa, cuando el guaymense entró a la oficina de comunicación social que Durazo logró en la Secretaría de Gobernación, meses después del asesinato de Luis Donaldo Colosio, cuando el Presidente de México era Ernesto Zedillo.

Se hizo justicia a la Síndica de Empalme

VALE LA pena difundir la lucha y el resultado obtenido por la titular de la Sindicatura del Ayuntamiento de Empalme, Adriana Margarita Pacheco Espinoza, en contra de su jefe, el presidente municipal de ese lugar, el “morenista” Francisco Genesta Sesma… Resulta que lo que aparentemente había comenzado en buenos términos, en poco tiempo se vino abajo… La Síndica Pacheco (electa también por el voto popular y de acuerdo a la Ley, representante legal de la Comuna) empezó a darse cuenta que Genesta estaba incurriendo en actos de corrupción y se atrevió a denunciarlo públicamente… Muchos familiares en nómina y el favorecimiento de obras públicas a empresas constructoras, amigas del alcalde… La relación se tornó insoportable porque Genesta aisló a la funcionaria, le congeló el sueldo y le quitó otras prestaciones económicas… Cuando se hacían de palabras (señala la periodista Soledad Durazo, quien ha dado seguimiento puntual al caso), el alcalde se atrevió a amenazarla, entre otras cosas, al decirle, “vieja jija de la chingada, no te la vas a acabar conmigo”… Adriana Margarita decidió interponer un recurso ante el Instituto Estatal Electoral y de Participación Ciudadana, al considerarse víctima de violencia política en razón de género… El IEE y de PC encontró fundamentada la queja y la remitió al Tribunal Estatal Electoral, quien le dio la razón a la Síndica Municipal de Empalme… Ante esa sentencia, Genesta acudió a la sala regional del Tribunal Electoral del Poder Judicial Federal en Guadalajara, quien finalmente y de manera definitiva, le concedió la razón a la funcionaria en contra del presidente municipal de “MORENA”… Esta semana, se darían las notificaciones respectivas… El alcalde se obliga apagarle los adeudos a Adriana Margarita, respetarle su posición en la Comuna y, además, ofrecerle una disculpa pública, acompañada de un curso de capacitación para sembrarle la idea del respeto a la mujer en política.

La violencia en Sonora, en los espacios periodísticos de México

CON LA “MALA” de que al escenario de violencia exponencial en varias regiones del Estado, habrá qué añadir ahora el asesinato de una joven mujer perteneciente al grupo de “rastreadoras” de entierros clandestinos en Guaymas… Ella buscaba a su esposo desde hacía varios meses… Arantxa Ramos, la víctima, se convirtió en escándalo en los principales espacios periodísticos de la capital de la república, hasta donde llegaron también noticias de que otras mujeres “buscadoras” sonorenses, estaban siendo amenazadas de muerte… Al mismo tiempo, a los asesinatos de célebres representantes de la etnia Yaqui, se unió el anuncio de la desaparición de nueve de sus miembros… Y Cajeme, en el Valle del Yaqui, pues, un mes más de terroríficas cifras de muertes violentas con más de 45 contabilizadas al día 20 de este Julio… Y como lo señaló a “Proyecto Puente” la analista sonorense Ana María Salazar, sería un error que el nuevo gobernador, Alfonso Durazo, sólo se sumara a la fallida estrategia de “abrazos y no balazos”, implementada por el Presidente López Obrador en su lucha ante la terrible inseguridad a lo largo y ancho del país… En otras palabras, “algo más tendrá qué hacer”, para cumplir con su promesa de campaña de atender personalmente el tema y no dejarlo en otras manos… Esperemos pues el 13 de septiembre y las primeras acciones para buscar el regreso de la paz y la tranquilidad al Estado.

Más información

Opiniones sobre esta nota

Se el primero en comentar esta nota

Envía tus comentarios