Este es el telescopio que podría alertarnos sobre asteroides peligrosos


El telescopio TBT2, ubicado en Chile, podría ser la herramientas que encuentre asteroides con riesgo de chocar contra la Tierra.

Emplazado en el Observatorio de La Silla, en el desierto de Atacama, en el norte de Chile, el innovador telescopio TBT2 tendrá la misión de detectar los asteroides que suponen un riesgo para la Tierra, informó este martes la Agencia Espacial Europea (ESA).

El Observatorio de La Silla, ubicado en la parte más meridional del desierto de Atacama, se encuentra a 600 km al norte de Santiago y a 2.400 metros de altitud.

Lejos de la contaminación lumínica, la zona fue elegida para recibir este nuevo telescopio que comenzó a construirse en octubre de 2018. En diciembre de 2019 se instaló la cúpula, y en marzo de 2021 se colocó el telescopio y la cámara.

Su objetivo es detectar asteroides en el espacio que puedan suponer un riesgo para la Tierra", indicó una nota de la ESA.

En la actualidad más de 1.000 asteroides están en la lista de riesgos de la ESA, lo que significa que deben ser vigilados con observaciones de seguimiento en sus pasos cercanos con la Tierra.

El TBT2 es el segundo de su tipo. El TBT1 fue construido por la ESA en España. Los TBT permitirán calcular el riesgo de los asteroides y hacer un censo de ellos, de "los grandes y principalmente pequeños y mediados que son más numerosos y pueden causar un grave daño", explicó Ivo Saviane, director del Observatorio de La Silla, el cual pertenece al Observatorio Europeo Austral (ESO).

El proyecto es un banco de pruebas para demostrar las capacidades necesarias para detectar y realizar observaciones de seguimiento de objetos cercanos a la Tierra de forma eficiente", afirma Clemens Heese, jefe de la sección de Tecnologías Ópticas de la ESA y líder del proyecto TBT.

Hasta ahora, para vigilar asteroides se utilizaban telescopios tradicionales con un estrecho campo de visión para detectar objetos amenazadores provenientes del Sistema Solar, que permitían observar una pequeña porción del cielo a la vez, lo que resulta "un proceso lento y tedioso", según la ESA.

En cambio, los TBT "permitirán desarrollar y probar algoritmos, operaciones remotas y técnicas de procesamiento de datos que nuestra futura red de telescopios Flyeye utilizará para llevar a cabo estudios nocturnos automatizados de todo el cielo", manifestó Heese.

El Observatorio de La Silla ya probó el TBT2 y el banco de datos se espera que entre en funcionamiento rutinario a finales de este año.

En la actualidad conocemos más de 900.000 asteroides en el Sistema Solar, de los cuales más de 25.000 son objetos cercanos a la Tierra ya que su órbita los aproxima a ella.

Opiniones sobre esta nota

Se el primero en comentar esta nota

Envía tus comentarios