Más de 49 años de prisión y la reparación del daño por más de 5 millones de pesos para Eleazar “N.”, autor intelectual y material del asalto a un trasporte de valores en Guaymas.


Se logra hacer justicia. Fue el autor intelectual y material del robo de más de 5 millones de pesos a un transporte de valores, a quien, el lograr su propósito, acabó con la vida a una joven madre y dejó con lesiones y secuelas a los custodios de la empresa.

Eleazar “N.”, “El Chino”, de 39 años de edad, fue juzgado y sentenciado a pasar 49 años 7 meses y 22 días en prisión por los delitos de homicidio, robo agravado y lesiones, al comprobársele que con su reprochable conducta delictiva,  cimbró  la tranquilidad de los sonorenses.

El originario de Los Mochis, Sinaloa, quien residía en Guadalajara, Jalisco, también deberá pagar una multa de 90 mil 58.32 pesos, cubrir 5 millones 775 mil pesos de reparación del daño a Servicio Pan Americano.

Además, personal de la Fiscalía General de Justicia del Estado de Sonora (FGJE) obtuvo que el Juez decretara un pago de 38 mil 346 pesos a favor de la víctima del homicidio, Claudia Marcela “N.”, quien protegió a su pequeña hija.

La mañana del 15 de septiembre de 2016 a Eleazar, “El Chino”, tenía planeado  a como diera lugar apoderarse del dinero que depositarían en un banco ubicado en un centro comercial, situado en calzada Agustín García López, en Guaymas.

Para ello planeó todo a detalle meses atrás, incluso pensó el ilícito para mayo, pero por diversas cuestiones lo cambió a septiembre, eligiendo el 15 por ser quincena y día que la Policía estaría ocupada por ser los festejos de Independencia.

Con ayuda de más personas, ya detenidas, bloquearon el acceso de la puerta de acceso a la bóveda con horas de anticipación, lo que obligó al vehículo blindado de valores pararse a varios metros y que aprovecharon los maleantes para atacarlos.

Ya cuando bajaron con las bolsas de dinero, fue el mismo Eleazar “N.” quien empezó a disparar contra los custodios: Refugio “N.”, de 36 años, recibió impactos en su brazo izquierdo, que le provocó sangrado abundante y estuvo a punto de morir.

José Francisco “N.”, de 48 años, realizando su función como custodio de la empresa de valores,  cargaba el dinero cuando fue sorprendido por un impacto que le fragmentó tibia y peroné de la pierna izquierda, misma que lamentablemente le tuvo que ser amputada, el hoy sentenciado, pagará una larga condena por ello.

José Francisco, aún herido, desenfundó su arma de cargo y logró abatir a uno de los delincuentes, mientras que el custodio Francisco Javier “N.”, de 25 años, fue perseguido por los atacantes después de que se le trabó la escopeta, resultando herido, por lo que también requirió de la amputación de la pierna izquierda.

En ese momento salía del banco Claudia Marcela con su niña, quedó en el fuego cruzado y lo único que hizo fue abrazar para proteger a su pequeña mientras recibía impactos de bala que la privaron de la vida horas después.

En el ataque también resultaron con lesiones leves Magdalena “N.” y Francisco “N.”, clientes del banco.

Los hampones robaron los más de 5 millones de pesos y huyeron a bordo de un vehículo Dodge Caravan blanco, con placas de California, el cual fue localizado abandonado y donde se localizó un arsenal.

Había chalecos antibalas, pasamontañas, maletas, botellas de agua, 14 cargadores para arma de fuego empatados con cinta, cuatro armas de fuego tipo fusil R-15 calibre .223 con silenciadores y cargadores dobles, dos armas de fuego “cuerno de chivo” calibre 7.62x39 con silenciadores y cargadores dobles, cuchillos y tickets del Servicio Pan Americano.

La entonces Procuraduría de Justicia, ahora Fiscalía General de Justicia, inició con las investigaciones correspondientes, recopilando datos de prueba como testimoniales, imágenes de video, fotografías, entre otros, que dan como resultado la identificación de los participantes.

El 11 de noviembre de 2016 se logró la aprehensión de Eleazar “N.”, por agentes de la Policía Estatal Investigadora (PEI), ahora Agencia Ministerial de Investigación Criminal (AMIC), quienes lo ubicaron en Guadalajara, Jalisco.

Se estableció que “El Chino” era el cabecilla del grupo, las otras personas detenidas no han recibido sentencia por interponer sus defensas recursos legales, más no así el autor intelectual y material, quien usaba el seudónimo de Marco Antonio “N.”.

Para lograr este resultado la Fiscalía de Justicia de Sonora, tuvo que superar exitosamente un total de nueve sesiones de  audiencia, seis recursos de apelación, dos amparos; realizar entrevistas a testigos mediante videoconferencia en diferentes puntos de Sonora y traer al Estado a testigos de los hechos que hoy viven en el extranjero, logrando finalmente integrar pruebas científicas irrefutables, que llevaron al Juez a sumar una sentencia de más de 49 años de prisión, en justicia para las víctimas directas e indirectas de este suceso que cimbró a la sociedad sonorense.

Opiniones sobre esta nota

Se el primero en comentar esta nota

Envía tus comentarios