Nicolás Maduro cierra el espacio aéreo en Venezuela y la frontera con Brasil


Horas antes, el Instituto Nacional de Aeronáutica Civil (INAC) de Venezuela anunció el cierre de todo el tráfico aéreo en todo el territorio. De acuerdo con el diario argentino Clarín, la aerolínea Air France confirmó la suspensión de sus operaciones los días 23, 24 y 25 de febrero.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ordenó cerrar el espacio aéreo y la frontera con Brasil, y evalúa cerrar también la de Colombia, apenas dos días antes de la fecha marcada por la oposición para el ingreso de la ayuda humanitaria al país.

Durante una reunion con el alto mando militar, Maduró aseguró: “He decidido, en el sur de Venezuela, a partir de las 20:00 horas de este 21 de febrero que queda cerrada total y absolutamente, hasta nuevo aviso, la frontera terrestre con Brasil”.

Horas antes, el Instituto Nacional de Aeronáutica Civil (INAC) de Venezuela anunció el cierre de todo el tráfico aéreo en todo el territorio. De acuerdo con el diario argentino Clarín, la aerolínea Air France confirmó la suspensión de sus operaciones los días 23, 24 y 25 de febrero.

Maduro dijo que su decisión se debe al apoyo del gobierno de Brasil a los planes de la oposición. En el estado de Roraima se instaló un puesto para recolectar alimentos y medicinas que deberían ser distribuidos en Venezuela a partir de este sábado, de acuerdo con el presidente encargado de ese país, Juan Guaidó.

El chavista también dijo que analiza cerrar toda la frontera con Colombia y recordó que en 2015 ya ordenó un cierre de las fronteras con ese país. También responsabilizó al presidente de Colombia, Iván Duque, de cualquier acto de violencia que pueda ocurrir en la frontera entre ambos países.

Maduro niega que exista una crisis humanitaria en Venezuela, y ha impedido el ingreso de alimentos y medicinas enviados por Estados Unidos y sus países aliados, con el argumento de que ese apoyo solicitado por Guaidó forma parte de un plan para concretar una “invasión extranjera” y un “golpe de Estado” orquestado por el gobierno de Donald Trump.

Conciertos simultáneos en la frontera

La disputa entre la oposición y el régimen venezolanos incluye la celebración de dos conciertos contrapuestos en el puente Tienditas, que une a Venezuela y Colombia.

Uno es organizado por el multimillonario Richard Branson con el propósito de recaudar fondos para proveer de ayuda humanitaria a los venezolanos que viven en crisis por la escasez de alimentos y medicinas, y el otro recital se hará por órdenes de Nicolás Maduro, quien convocó el espectáculo luego del anunciado por Branson.

El británico dijo el lunes que el concierto que organiza salvará vidas al recaudar dinero para “asistencia médica que tanto se necesita” y de otro tipo para Venezuela. Poco después, el gobierno de Maduro, a través del ministro de Comunicación e Información, Jorge Rodríguez, anunció su concierto para el viernes y el sábado –y extendido posteriormente hasta el domingo– en el lado venezolano.

Aunque apoya a Juan Guaidó, Branson dijo que ningún gobierno está financiando su concierto y que los artistas actuarán sin cobrar. El empresario británico señaló que pretende recaudar 100 millones de dólares en donaciones de espectadores de todo el mundo que verán el concierto en vivo por internet.

El propósito del espectáculo e incluso el nombre, “Venezuela Aid Live”, generaron comparaciones con el concierto Live Aid organizado por el rockero irlandés Bob Geldof en 1985, con el que recaudó fondos contra la hambruna en Etiopía. El de Branson tendrá lugar en Cúcuta, ciudad fronteriza colombiana que ha recibido a cientos de miles de venezolanos que huyen de la hiperinflación y la escasez generalizada en el país.

Branson dijo que espera la asistencia de unas 300 mil personas al concierto del viernes, que será gratuito. La cartelera incluye a Maná, Alejandro Sanz, Juanes, Maluma y Juan Luis Guerra, entre una treintena de artistas que han confirmado su presentación.

El empresario expresó su confianza en que la Fuerza Armada Nacional (FAN) de Venezuela, que se han mantenido leales a Maduro, permitan el paso de la ayuda humanitaria por el puente Tienditas, que une a ambos países.

Tres días de concierto chavista

Por su lado, el gobierno de Maduro hará su concierto “Manos fuera de Venezuela” el viernes, sábado y domingo por la “cantidad de artistas” que, según anunció Rodríguez, estarán presentes, aunque hasta el momento no se conocen los nombres.

Inicialmente, el espectáculo chavista se había programado en el Puente Internacional Simón Bolívar, principal vía terrestre entre Colombia y Venezuela, sólo viernes y sábado; pero este miércoles, el vicepresidente de movilización del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), Darío Vivas, anunció que el concierto tendrá un día más de presentaciones y se realizará en el lado venezolano del puente Tienditas.

“Estaremos aquí denunciando toda la barbarie, toda la conspiración, los bloqueos que ha venido realizando el gobierno de los Estados Unidos contra la estabilidad democrática en Venezuela y por otro lado también pidiendo la solidaridad del pueblo estadounidense”, dijo Vivas del lado venezolano del puente binacional Tienditas.

Insistió en que en el concierto se presentarán “artistas de todo el mundo”, pero en “especial” de la cultura venezolana.

Aunque no ha presentado al elenco, el régimen de Maduro anunció la importación de 300 toneladas de asistencia de Rusia y prometió enviar 20 mil cajas del plan de subsidio de los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP) a los “pobres” de Cúcuta, donde hay toneladas de asistencia estadunidense para los venezolanos.

Atacan caravana de Juan Guaidó

El concierto coincidirá con la fecha que Juan Guaidó convocó para que los venezolanos transporten en caravanas la asistencia desde Colombia a Venezuela.

Guaidó, que consideró de cínicos los planes del gobierno, dijo que el concierto de Maduro no cambiará los planes de la oposición de llevar la asistencia.

“Si la ayuda no entra el 23, entrará el 24, o si no, el 25” de febrero, apuntó el lunes.

Este jueves, Guaidó partió desde Caracas en una caravana de al menos tres autobuses, que recorrerán unos 800 kilómetros de carretera rumbo al estado Táchira, que hace frontera con Cúcuta, donde se almacena la ayuda destinada a paliar la crisis que sufre el país.

El dirigente opositor salió acompañado por 77 legisladores de la Asamblea Nacional, según dijo Édgar Zambrano, primer vicepresidente del Parlamento.

“Vamos a ir sorteando las circunstancias que se presenten en el camino (…) Constitución en mano, acompañando a Guaidó”, agregó Zambrano en una plaza del este de Caracas, desde donde salieron los diputados.

Pasado el mediodía, hora local, dicha caravana fue atacada por funcionarios de la Guardia Nacional en la principal autopista que conecta Caracas con el resto del país. En el túnel La Cabrera, la policía militar lanzó bombas lacrimógenas y agredió a los diputados que, a través de redes sociales, denunciaron la violación de su inmunidad parlamentaria.

Todavía no está claro cómo planea Guaidó conseguir el paso de la ayuda por el puente de Tienditas, uno de los ocho cruces en la frontera colombo-venezolana de dos mil 200 kilómetros de extensión.

En Cúcuta, Colombia, las autoridades de migración expulsaron el miércoles a cinco ciudadanos venezolanos que estaban presuntamente adelantando actividades que atentarían contra la seguridad del concierto organizado por Branson.

Los venezolanos fueron trasladados al Puente Internacional Simón Bolívar, donde se hizo efectiva la salida del país. “No vamos a permitir que ciudadanos extranjeros ingresen a nuestro país para afectar el orden y la tranquilidad social”, dijo Christian Krüger, director de Migración Colombia.

“Sabemos que hay un interés manifiesto por parte de la dictadura de Maduro para afectar la seguridad nacional de cara a los eventos que están próximos a realizarse”, agregó.

Miembros de la oposición venezolana han sugerido que las cadenas humanas a través de la frontera colombiana pasan paquetes de ayuda de persona a persona y flotas de barcos que llegan desde las islas del Caribe holandés.

Estados Unidos ha enviado toneladas de ayuda que es acopiada en la ciudad colombiana fronteriza de Cúcuta, lo que Maduro ha calificado como un “show barato”. La vicepresidenta venezolana, Delcy Rodríguez, incluso dijo que la ayuda es venenosa y podría provocar cáncer.

El miércoles, Rodríguez informó que había cerrado la frontera del país con las islas caribeñas de Aruba, Curazao y Bonaire, luego de que el gobierno de Curazao dijera que ayudaría a almacenar la ayuda destinada a Venezuela.

Opiniones sobre esta nota

Se el primero en comentar esta nota

Envía tus comentarios