Diputados federales ya no podrán pedir adelanto de salario


Los diputados federales podrán solicitar anticipos de su dieta hasta por cinco meses; sin embargo, una reforma que impulsan los coordinadores parlamentarios podrá quitarles este beneficio.

A partir de enero de 2019, cada legislador puede pedir a la Cámara de Diputados un anticipo de su sueldo con intereses, que va desde los 74 mil 672.32 pesos hasta los 373 mil 361 pesos.

Esta medida se ha tomado en otras legislaturas. En diciembre del año pasado, Excélsior dio a conocer que los inquilinos de San Lázaro solicitaron 14 millones 505 mil 190 pesos por anticipo de dieta.

En esta ocasión, el pago con antelación se otorgará a petición del interesado, pero se le deducirán montos de resoluciones judiciales y las aportaciones que solicite el legislador por otros conceptos.

El anticipo se hará una vez al año, así que si piden el dinero entre enero y mayo se les podría dar hasta cinco meses de dieta; entre junio y julio hasta cuatro meses de dieta; en agosto hasta tres meses; en septiembre hasta dos meses; en octubre un mes, mientras que de noviembre en adelante no se otorgarán anticipos.

Los ocho coordinadores parlamentarios en San Lázaro impulsan una reforma a la Ley de Federal de Remuneraciones de los Servidores Públicos, en la cual advierten que buscan eliminar la posibilidad de que en la administración pública se concedan anticipos del sueldo.

Aplicaría también al Congreso de la Unión al advertir que son servidores públicos de la Federación los representantes de elección popular, los miembros del Poder Judicial de la Federación, los funcionarios y empleados y, en general, toda persona que desempeñe un empleo, cargo o comisión de cualquier naturaleza en el Congreso de la Unión o en la Administración Pública Federal, así como a los servidores públicos de las instituciones y organismos dotados de autonomía y de las empresas productivas del Estado.

Mientras se presenta la iniciativa y es aprobada por los mismos legisladores, los diputados pueden acceder a los anticipos de dieta y someterse a las mismas reglas que en la legislatura pasada, es decir, por el anticipo se pagará un interés anual que corresponda a la tasa CETES a 28 días publicada por el Banco de México.

Para acceder al privilegio, deberán mediar una solicitud dirigida a la Dirección General de Finanzas, con el aval del coordinador parlamentario al que pertenece el beneficiario.

Si el diputado se separa del cargo, las deudas serán cubiertas con su gratificación de fin de año y si hay saldo pendiente, la deuda la deberá pagar el grupo parlamentario.

Opiniones sobre esta nota

Se el primero en comentar esta nota

Envía tus comentarios