Acuerdan Estado y municipios pedir apoyos a la Federación para atender a migrantes  



La gobernadora Claudia Pavlovich Arellano y alcaldes del sur de Sonora acordaron hacer un llamado de manera conjunta a la Federación, para que envíe recursos extraordinarios a fin de atender a las personas que forman parte de la caravana de migrante centroamericanos que pudiera ingresar al estado. Sonora es solidario y apoyará humanitariamente y en la medida de lo posible a los migrantes que transiten por la entidad, sin embargo, reitero que se requiere apoyo de la Federación.


La gobernadora Claudia Pavlovich Arellano y alcaldes del sur de Sonora acordaron hacer un llamado de manera conjunta a la Federación, para que envíe recursos extraordinarios a fin de atender a las personas que forman parte de la caravana de migrante centroamericanos que pudiera ingresar al estado. Sonora es solidario y apoyará humanitariamente y en la medida de lo posible a los migrantes que transiten por la entidad, sin embargo, reitero que se requiere apoyo de la Federación.

Acompañada por Miguel Ernesto Pompa Corella, secretario de gobierno, pidió a los alcaldes trabajar municipio y estado de forma unida para pedir la intervención de la Federación a través del Fondo para Migrantes. “Yo los invito a qué si se pueden sumar al pronunciamiento que nos apoyen con recursos, con el Fondo de Migrantes, y sobre todo que nos digan dónde los podemos mandar a trabajar”, aseveró la gobernadora Pavlovich.

Sergio Pablo Mariscal, presidente municipal de Cajeme, respaldó el llamado de la mandataria estatal para que en un bloque conjunto acudan ante el Gobierno Federal para solicitar su apoyo y poder atender a los migrantes a su paso por Sonora en los próximos días.

“Creo que es oportuno la propuesta que está haciendo la gobernadora en términos de poder hacer requerimientos de recursos especiales y extraordinarios al Gobierno Federal, para que Sonora y los municipios como un solo bloque requiramos dinero, aprovechando la coyuntura, sería interesante que lo pensemos”, indicó el alcalde de Cajeme.

En una reunión, se destacó la voluntad de trabajo, cooperación y respeto entre los alcaldes del sur del estado y la gobernadora. Los presidentes “aprovechando la recta” e hicieron peticiones sobre infraestructura y servicios públicos para sus municipios; la mandataria les manifestó su apoyo para trabajar en coordinación para la conformación del presupuesto del próximo año.

El robo y los asaltos a mano armada se han convertido en un buen negocio para la delincuencia

 

Uno de los mejores negocios de la delincuencia son los robos y los robos a mano armada, además los cometen con toda tanta tranquilidad a sabiendas que no serán detenidos por las autoridades. Los ladrones lo mismo atacan a empresas grandes como a pequeñas y, a últimas fechas, se han incrementado los atracos a mano armada a personas al salir de alguna institución bancaria o cuando transitan a bordo de sus vehículos, al ponerse la luz roja en los semáforos.

 

La policía municipal no tiene capacidad para atender llamados de emergencia y la estatal tiene mucho que hacer en todo el estado. Los hermosillenses se encuentran desprotegidos y esto lo saben los delincuentes que a diario cometen sus fechorías a la luz del día y sin temor de ser detenidos por una autoridad. Ojalá se organicen las policías para proteger a las familias.

 

Las autoridades solo hablan de seguridad pública, mientras que la ciudadanía está a merced de los hampones que se pasen por la ciudad ofreciendo el producto de los robado sin que nadie investigue a los compradores. Existen muchas empresas que compran baratos productos de dudosa procedencia. Las casas de empeño también reciben producto robado en sus negocios.

 

Tanto los compradores de artículos robados, como las empresas de empeño, saben bien que los productos que adquieren son robados, pero sacan “tajada” de esa situación ilícita. Son pocos los robos que se denuncian ante las autoridades, porque la ciudadanía sabe que es perder el tiempo. De los asaltos se sabe porque en minutos de hacen públicos, pero hasta ahí.

 

No se sabe cuándo tiempo tardará la actual administración de Hermosillo para reforzar la vigilancia policiaca en el municipio, tanto en el área urbana como en la rural. Lo cierto es que se tienen tantos pendientes que la Presidenta Municipal, Célida López Cárdenas no haya por donde empezar. Se tienen problemas en la recolección de basura, bacheo de calles, entre muchos más.

 

La alcaldesa de Hermosillo debe de preocuparse más por los ciudadanos del municipio que por los migrantes centroamericanos. Los migrantes tardarán tiempo en llegar, además van de paso, no se quedarán a vivir en la ciudad. Hay mucho por hacer, aparte de declaraciones en los medios de comunicación. La capital sonorense está pasando por una etapa crítica y hay que atenderla.

 

Hasta aquí los comentarios de hoy, regreso mañana, con el favor de Dios. Recuerden: Dios nos regala 24 horas al día y nosotros decidimos qué hacer con ellas…No dejes para mañana lo que puedas hacer hoy www.elreporterodelacomunidad@hotmail.com


Opiniones sobre esta nota

Se el primero en comentar esta nota

Envía tus comentarios