Patrulla libera a cientos de migrantes centroamericanos 


Elementos de la Patrulla Fronteriza en Arizona liberaron a cientos de migrantes centroamericanos que fueron detenidos intentando cruzar la frontera de Estados Unidos.

Cientos de familias migrantes comenzaron a ser liberadas por la Patrulla Fronteriza en Arizona, en un hecho que evidencia que la administración del presidente estadunidense Donald Trump se ha visto forzada a retomar la política de detener y liberar, lo cual había prometido terminar.

En una declaración escrita, Yasmeen Pitts O’Keefe, vocera de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE), confirmó la liberación de las familias migrantes, al explicar que ICE no tiene capacidad para retener y procesar a los peticionarios de asilo “dentro del tiempo asignado por las decisiones judiciales”, bajo el denominado “Acuerdo Flores” de 1997.

Bajo el Acuerdo de Flores, los menores inmigrantes no pueden ser retenidos en entornos carcelarios, y no pueden permanecer detenidos por más de 20 días.

Los menores migrantes tampoco pueden ser separados de sus padres luego de que la administración Trump se viera forzada a abandonar una política impuesta entre abril y junio pasado, de separación de familias, ante un alud de criticas dentro y fuera del país.

Después de décadas de inacción por parte del Congreso, el gobierno sigue gravemente limitado en su capacidad para detener y remover rápidamente a las familias que no tienen base legal para permanecer en los Estados Unidos”, señaló en su declaración la vocera de ICE.

Como resultado, las unidades familiares (FAMU) continúan cruzando la frontera en grandes volúmenes y es probable que continúen haciéndolo, ya que no tienen consecuencias por sus acciones”, indicó.

En las últimas semanas, la Patrulla Fronteriza en Arizona ha reportado la detención de al menos una decena de grandes grupos de inmigrantes, integrados por entre 100 y 200 personas.

Previo a su liberación, el ICE “alertó a los funcionarios locales y estatales y contactó a organizaciones locales sin fines de lucro que están preparadas para ayudar con el transporte y otros servicios", dijo Pitts O’Keefe.

Peg Harmon, directora de los Servicios Comunitarios Católicos en Tucson, señaló que unos 700 migrantes, principalmente mujeres embarazadas y padres con hijos, fueron liberados a lo largo del fin de semana y dejados por la Patrulla Fronteriza en Iglesias e instalaciones de Organizaciones No Gubernamentales que les prestan asistencia.

Nos estamos preparando para recibir 70 o mas personas cada dia por los próximos días”, dijo Harmon en declaraciones a la estación de televisión KVOA de Tucson.

Los inmigrantes dejados en libertad en sitios cómo el de Servicios Comunitarios Católicos, reciben alimentos y albergue temporal, mientras se contacta con sus familiares o conocidos en Estados Unidos y se obtienen boletos de autobús para sus traslados a los diferentes destinos a los que se habían propuesto llegar antes de ser detenidos en la frontera.

Estas personas han estado viajando principalmente desde Centroamérica alejándose de situaciones muy difíciles. Han tenido comida limitada, agua limitada. No han tenido la oportunidad de bañarse durante tal vez hasta tres semanas", consideró Harmon.

Los voluntarios los ayudan al proporcionarles ropa y otros servicios. Harmon apuntó que todavía necesitan donaciones. “La gente va a lugares donde hace frío. Así que estamos buscando chaquetas para adultos y niños que usted sepa que sean pequeñas, medianas, grandes".

Opiniones sobre esta nota

Se el primero en comentar esta nota

Envía tus comentarios