Presenta Afdel, guardia agredido en Castello Residencial, graves lesiones internas


Jesús Andrés Molina Martínez, jefe de operaciones de la empresa privada MDI Protección, dijo que Afdel está estable, pero sí tiene reventado un oído y le checarán el cráneo porque está muy hinchado, y al parecer trae coágulos, perdió la memoria un tiempo.

Aunque ambos guardias de seguridad de Castello Residencial resultaron heridos luego de ser golpeados de manera brutal, fue Afdel quien terminó con lesiones internas graves: La pérdida de un oído, amnesia postraumática y posibles coágulos cerebrales.

Jesús Andrés Molina Martínez, jefe de operaciones de la empresa privada MDI Protección, aclaró que Carlos, el guardia de edad más avanzada, pertenece a otra institución, por lo que desconoce las consecuencias de sus golpes.

“Afdel es la persona más joven; está estable, pero sí tiene reventado un oído y le checarán el cráneo porque está muy hinchado, y al parecer trae coágulos, perdió la memoria un tiempo.

“Veo que el señor (Carlos) está golpeado, se le ve en el rostro, pero a Afdel le pegaron mucho en la cabeza, no se ve tanto porque sus golpes fueron en el cráneo, no en el rostro; en el brazo también, trae el codo hinchado y todo moreteado el brazo”, explicó. Molina Martínez detalló que el guardia de seguridad de 36 años de edad es atendido en una clínica del Seguro Social, donde hoy se le realizarían radiografías craneales para verificar la presencia de trombos.

“De la caseta (después de la agresión) lo mandaron al Seguro y no se acordaba de nada, yo di su número de seguridad social porque se le fue la memoria durante cierto tiempo.

“Lo dieron de alta porque le dijeron que sus heridas son superficiales, pero que se checara, que se sacara radiografías para determinar qué tenía; me comentó que le duele mucho el oído izquierdo y que no escucha nada”, acentuó.

La denuncia será puesta ante las autoridades investigadoras en cuanto Afdel pueda acudir ante un Ministerio Público, subrayó, pues tanto la empresa como sus compañeros buscan que primero recupere su salud.

“Yo mismo lo estaré llevando al Seguro, sí vamos a poner la denuncia, pero como tiene que ir él, estamos esperando que se sienta un mejor para que pueda ir”, reiteró el jefe de operaciones de MDI Protección.

Respecto al ataque, indicó que en Catello Residencial no se había presentado una situación de tal magnitud, pero que en ocasiones los residentes sí se comportan de manera prepotente los fines de semana debido al consumo de bebidas alcohólicas.

“Sí llegan los fines de semana prepotentes porque andan tomados, pero nunca se había salido de control como ahorita; ellos (los guardias) normalmente le ponen seguro a las puertas.

“Porque no falta que uno u otro le pegue a la puerta, la patee, rezongue desde afuera, pero nunca había pasado de que la tumben, entonces hasta ahora que pasó esto”, añadió Jesús Andrés Molina Martínez.

Opiniones sobre esta nota

Se el primero en comentar esta nota

Envía tus comentarios