Kiosco Mayor


De Francisco Rodríguez

Mal inicio de morenistas

*Tanto en alcaldías como en el Congreso

*Ayotzinapa, ahora es para López Obrador

*Amenazan al periodista Arturo “chapo” Soto

En los últimos tiempos nunca había visto un inicio de gobierno tan desorganizado, confuso y hasta desconocedor de los temas principales como está ocurriendo ahora con los encabezados por MORENA, incluyendo el Congreso del Estado, donde ese partido es mayoría.

En gran parte se debe a que no se prepararon para gobernar porque nunca imaginaron ganar la elección. A la mayoría, por no decir la totalidad, los tomó por sorpresa el triunfo electoral provocado por la arrolladora MORENA dirigida por Andrés Manuel López Obrador. Las encuestas siempre los ubicaron atrás (otra falla de las encuestas o el engaño de los encuestados).

Desde San Luís Ríos Colorado pasando por Nogales, Hermosillo, Guaymas y Cajeme, por mencionar a los principales ayuntamientos, hay un desorden que cae en el cinismo de los alcaldes que a unos días de asumir el poder todo indica que les quedó muy grande la responsabilidad. Nombramientos de compadres, de cuñados, de sobrinos, de amigos como si este fuera el pastel de una fiesta personal al que hay repartirlo en tajadas grandes a los más allegados.

Han iniciado sin cuidar, o no saben, los mínimos protocolos ya no de la política sino de la legalidad, olvidándose también de sus principales promesas, aquellas que reiteraban su hambre de gobernar para hacer las cosas distintas al PRI y al PAN, sobre todo para erradicar el amiguismo, el compadrazgo y por supuesto a los familiares en el ejercicio de gobierno.

Y ahora el cinismo de estos alcaldes y alcaldesas está peor que nunca, es más nunca se había visto en esa proporción, pero además manifiestan un total desdén a los comentarios de la gente y peor aún si son trasmitidos a través de los medios de comunicación.

Solo su verdad es la verdad absoluta y nadie, nadie que se atreva a disentir de sus acciones o de sus opiniones está en lo correcto, son gente de la “mafia del poder”, ese poder que ahora ellos tienen y que lo quieren ejercer de manera autoritaria, sin aceptar ninguna sugerencia y mucho menos una crítica.

El llamado de López Obrador hace unos días en su visita a Sonora (gobernar sin parientes ni compadres), pues simple y sencillamente fueron palabras que el viento se llevó porque no se aprecia que ninguno de los alcaldes de la arrolladora MORENA los haya tomado en cuenta.

Y en el Congreso, ¡hay pobre Congreso!, los legisladores, en su mayoría, exhiben una ignorancia total del protocolo del procedimiento legislativo y una ausencia de oficio político para llegar a los acuerdos necesarios en el Poder Legislativo.

Están entrampados en un pleito laboral y la fuerza principal MORENA no sabe cómo salir de esa situación que si bien es cierto es de índole jurídica, también lo es que es mal fácil arreglarlo por la vía política, a fin de cuentas las Cámaras de Diputados son el escenario mayor donde se hace la verdadera política (claro, cuando hay quienes la saben hacer).

Por lo pronto, la arrolladora MORENA se complace en exhibir su poder con lograr que la misma mesa directiva de septiembre en el Congreso del Estado, que los morenistas presiden, continúe para el mes de octubre.

AYOTZINAPA, AHORA PARA AMLO

La noche del 26 y la madrugada del 27 de septiembre de 2014, sucedió uno de los hechos más violentos del país y que marcaron la historia del gobierno de Enrique Peña Nieto: la persecución y enfrentamiento a estudiantes normalistas de Ayotzinapa, Guerrero, por parte de la policía municipal de Iguala; hubo heridos, fallecidos y la desaparición de 43 estudiantes.

Después de ese acontecimiento trágico la imagen de Peña Nieto comenzó a desmoronarse, aunado claro a otros sucesos, pero ninguno como ese que a la fecha sigue siendo tema y ahora lo hereda el próximo presidente Andrés Manuel López Obrador.

Han pasado cuatro años y prácticamente volvemos al inicio. El presidente electo prometió crear una comisión que investigue lo que realmente pasó en Ayotzinapa y determine el paradero de los estudiantes.

Del hecho, la responsabilidad se le atribuyó al Presidente, olvidándose que en ese momento la entidad y el municipio eran gobernados por el entonces partido de AMLO, el PRD.

Sin embargo, por alguna razón toda la atención se desvió al gobierno federal y en particular a Peña Nieto.

Cientos, o miles, de millones de pesos se han gasto en investigaciones, contratando incluso especialistas forenses del extranjero, pero ninguna conclusión convence ni a los padres de familia de esos jóvenes ni a un gran sector de los mexicanos.

Ahora, el Presidente electo se compromete a realizar de nuevo otra investigación que tal vez le lleve gran parte de su sexenio y si los resultados no son del gusto de los familiares de los desaparecidos, pues es muy probable que tampoco salga muy bien librado de esta situación, como no lo pudo conseguir el Mandatario que está a punto de abandonar Los Pinos, la casa oficial presidencial que dejará de serlo a partir del 1 de diciembre cuando López Obrador asuma la Presidencia de la República.

El anuncio de AMLO será bien visto por muchos pero otros no lo verán así. Sus seguidores buscarán cualquier virtud para hacerlo parecer como el hombre preocupado y comprometido por encontrar la verdad, pero para otros será más de lo mismo, un sistema político mexicano muy bueno para crear comisiones para cualquier cosa, como evadiendo la responsabilidad o bien darle tiempo al tiempo con el fin de que se enfrié cualquier sentimiento de justicia de un grupo afectado o de una sociedad solidaria que aspira a la verdad, por más cruda que esta sea.

AMENAZAN AL PERIODISTA ARTURO SOTO

De mal en peor…Ayer, el periodista Arturo “Chapo” Soto, hizo circular por redes sociales el siguiente comunicado:

“Acuso recibo de amenazas contra mi integridad física, hechas llegar a través de dos colegas por parte del señor Alejandro Moreno Esquer, ex director de Inspección y Vigilancia del Ayuntamiento de Hermosillo.

El motivo, según me explican, es la columna publicada por mí, en la que se exponen tres versiones acerca de su cese.

Hago constar lo anterior (a reserva de explicarlo más detalladamente en el despacho de hoy) por cualquier acto de violencia que pudiera presentarse.

Ni en los días más aciagos del padrecismo, había sido objeto de este tipo de amenazas que inauguran la Cuarta Transformación en Sonora.

Me reservo también el derecho de proceder legalmente y poner en antecedentes a las autoridades correspondientes y a las organizaciones de defensa de periodistas.

En otras circunstancias podría tomarlo como una mala broma, pero conociendo los antecedentes violentos del sujeto en cuestión, tomo estas previsiones del caso”.

Arturo Soto Munguía.

Horas después, en su cuenta de twitter, Alejandro Moreno (hijo del ex dirigente estatal del PT, Jaime Moreno Berry) expuso:

“En atención a que en redes sociales circula que el suscrito amenazó al periodista @Chaposoto, manifiesto que es totalmente falso. Por tanto desde este momento me deslindo de cualquier acto presente o futuro sobre el tema”.

Es decir, rechaza existan esas amenazas que Arturo afirma son ciertas porque le fueron trasmitidas por dos colegas, cuyos nombres no los dio a conocer, sin embargo, ciertas o no, el gremio periodístico no debemos permitir, y no lo vamos a permitir, que surjan actores que por no estar de acuerdo con nuestra opiniones, quieran callarlas a través de intimidaciones y peor aún, mediante violencia física.

El libre pensamiento y la libertad de expresarlos son derechos constitucionales de todos los mexicanos que deben prevalecer y debemos defenderlos por el bien de la democracia.

Desde el Kiosco, toda mi solidaridad y mi respaldo al colega y amigo Arturo Soto.

Twitter: @kioscomayor

Más información

Opiniones sobre esta nota

Se el primero en comentar esta nota

Envía tus comentarios