De Primera Mano


ESTE “VACÍO” de poder que se está viviendo en México gracias a que el Presidente Constitucional -Enrique Peña Nieto-, decidió compartirle la agenda “oficial” al aún virtual Presidente Electo de México -Andrés Manuel López Obrador-, ha despertado la “ansiedad” de los triunfadores en la pasada jornada electoral por anticiparse a los tiempos y amplía la duda respecto a la radicalización o no de los “cambios” inminentes en el gobierno que iniciará el próximo 01 de diciembre.

Y esa “ansiedad” ha permeado en la base del “morenismo”. En Sonora ya lo vivimos. De “facto”, el representante de López Obrador en la tierra de la carne asada y las coyotas, Alfonso Durazo, prácticamente le exigió a la Gobernadora Claudia Pavlovich, le entregue el Congreso del Estado y no se atreva a llevar a cabo reforma alguna, antes de que se constituya la nueva Legislatura (que dominará ampliamente MORENA), porque sería algo “éticamente insostenible”.

En lo referente a la “transición de terciopelo” que a partir del resultado de las elecciones lleva a cabo AMLO, éste se ha encontrado con que los representantes de las instituciones nacionales le han mostrado un gran reconocimiento, empezando por el Presidente Peña Nieto.

Como ha trascendido, en su más puro pragmatismo, los pro-hombres del dinero en este país han aceptado la motivación que han recibido de Carlos Slim Helú y han creído en las primeras palabras dirigidas a ellos de manera respetuosa por el Presidente Electo y no han tenido empacho en dar la cara y abrazar al próximo jefe de las instituciones nacionales.

Sin embargo, empieza a resurgir el protagonismo de algunos poderes fácticos en México, que simplemente se rehúsan a genuflexionarse ante López Obrador. En primer lugar, de entre su grupo cercano, hay gente seria e intelectualmente reconocida, pero también hay un grupo de radicales y románticos de aquella izquierda agraviada por muchos años, que han guardado en su corazón los deseos de venganza. Un botón de muestra: Paco Ignacio Taibo II.

Aparte, existe un grupo de expriístas y expanistas, dispuestos a cobrarse afrentas personales acumuladas en un rencor que ni la cárcel ni el extranjero han alcanzado a mitigar.

Directivos de medios de comunicación como “Proceso” y “La Jornada”, tradicionalmente de izquierda y que han apoyado al “Peje” desde hace muchos años, empiezan a observar que el absolutismo campea en el pensamiento de quien estará al frente de los destinos nacionales.

La Iglesia Católica, que por voz directa del Papa Francisco, envió el mensaje de la no participación en foros para buscar la paz en México, dejando la percepción de la incredulidad de las acciones de López Obrador en ese sentido.

El rechazo del sacerdote activista, simpatizante del marxismo-leninismo, Alejandro Solalinde, a la “sugerencia” del Presidente Electo para ocupar la presidencia de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, a pesar de que es una elección cuya facultad es del Congreso y falta un año para consumar el periodo estatutario de la actual directiva.

El rechazo tajante del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), ante comentarios del propio Solalinde, quien aseguró que “se había iniciado un diálogo entre AMLO y este movimiento chiapaneco”.

En un comunicado, el EZLN destacó que “Andrés Manuel y su equipo se comportan como si ya fueran gobierno” y que eso adelanta “su disposición de violar las leyes bajo el amparo de un supuesto carro completo que es lo que hizo el PRI durante su largo reinado”.

En el caso de Sonora, el Congreso del Estado puso en agenda legislativa un paquete de iniciativas con el propósito de garantizar el equilibrio de poderes en la entidad, dado que MORENA y sus aliados ganaron en 20 de los 21 distritos estatales electorales.

Ese paquete de iniciativas, entre otras, contempla la ampliación del veto en el tema del manejo presupuestal, porque en esencia, la Constitución ya contempla esa figura como facultad exclusiva del o la titular del Poder Ejecutivo en la entidad.

Asimismo, se contempló la traslación de la operatividad, práctica y jurídica, del transporte público en su modalidad de servicio urbano en camiones y taxis, a los municipios. Inclusive, la facultad de imponer nuevas tarifas por dicho servicio recaería en los propios ayuntamientos.

En primer lugar, lo positivo de estas iniciativas es el fortalecimiento de cada uno de los tres poderes de Sonora, pues se ha concluido que sólo el equilibrio entre las diversas fuerzas políticas, es garantía de una democratización de nuestra sociedad.

En lo referente a la municipalización del transporte público, ésta fue una bandera de varios candidatos y de distintos partidos políticos, en la pasada campaña electoral. Célida López, por ejemplo, buscando por MORENA la alcaldía de Hermosillo, dijo que buscaría por todos los medios la municipalización del transporte público para evitar que “los mismos que han hecho negocio con esa actividad en el Estado y por muchos años, dejen de hacerlo y se logre un mejor servicio a los usuarios”.

Ahora, ante la presencia de estas iniciativas, el senador electo y representante de AMLO en Sonora, Alfonso Durazo Montaño, escribió en su cuenta personal de “Twitter” que la Gobernadora Pavlovich “no había entendido la lección de la derrota fulminante que la gente les dio en las urnas el 1 de julio pasado” y que por ello “pretende anular el poder de un futuro Congreso de mayoría opositora y debilitar al mismo tiempo la capacidad de respuesta de los futuros presidentes municipales, en mayoría también, opositora. Le decimos (a CPA) que está tomando una decisión éticamente insostenible, contraria a la voluntad expresada en las urnas. Los costos para ella serán altos”.

Esto último se puede tomar como una amenaza.

La actitud es una demostración plena de una ansiedad por tomar el poder. Y el poder absoluto. Porque las afirmaciones de Alfonso podrían tomarse como una exigencia de recibir el poder en el Estado “porque así se manifestó en las urnas”, sin pensar que tanto la Gobernadora como los aún diputados locales, fueron electos en su momento de manera legal y legítima y que la misma Ley establece sus tiempos y términos.

Esta ansiedad se desprende de la misma ansiedad mostrada por López Obrador, quien impone diariamente agenda en un co-gobierno inédito en los tiempos modernos de México.

Enrique Krauze, el espléndido intelectual mexicano de nuestra época, escribe estos días que es muy probable que Andrés Manuel se haya guiado por el pensamiento de Daniel Cosío Villegas, que en “La Crisis de México” y como una primera parte de su vida y su pensamiento, criticó a los hombres que gobernaron después de la Revolución porque se olvidaron de los más desprotegidos.

“Ha sido la deshonestidad de los gobernantes revolucionarios, más que ninguna otra causa, la que ha tronchado la vida misma de la revolución mexicana”, escribió Cosío Villegas. Y concluyó:

“El único rayo de esperanza, es que de la propia revolución, salga una reafirmación de principios y una depuración de hombres”.

Desde luego, recordamos cuando López Obrador se autodefinió como “Un rayo de esperanza”.

En la segunda parte de su vida, don Daniel se volvió extremadamente crítico contra el absolutismo y la intolerancia de los gobernantes. Se atrevió inclusive a condenar los regímenes comunistas y al evidente populismo de Luis Echeverría. Dice Krauze que nada le parecía más importante que “poner diques” al poder presidencial.

Y resume Krauze en este ensayo escrito en nuestros días, lo siguiente:

“En todo lugar y tiempo, la experiencia histórica demuestra que el poder absoluto tiende a acotar las libertades y a minar la democracia. ¿Querrá AMLO evitar ese desenlace? En caso afirmativo, el primer paso debería ser levantar diques institucionales y aún constitucionales a su propio poder, sobre todo en materia de no reelección y en la elección de un fiscal independiente del Ejecutivo. Al mismo tiempo, debería alentar la cultura de la pluralidad, la tolerancia, el diálogo, el debate y respetar escrupulosamente la Libertad de Expresión y crítica. Sobre todo, debe vertebrar un Estado de Derecho”.

Es un deseo y a la vez, una recomendación, que abrazamos en su totalidad y que debieran reflexionar los actores “morenistas”, desesperados y ansiosos por tener el poder absoluto.

Se les hace muy tarde septiembre y mucho más, diciembre.

La alta vulnerabilidad de los periodistas

CRECÍ en medio de una generación de periodistas donde el periodista nunca era noticia, a excepción de cuando recibía algún reconocimiento o moría… “A la gente no le interesa quien dice la noticia, sino la noticia en sí misma”… Lo escuché decenas de veces… Evidentemente esa apreciación ha cambiado… En esta segunda mitad de la segunda década del siglo XXI, quienes seguimos ejerciendo el periodismo como un oficio e intentando ser profesionales para servir mejor a los lectores, radioescuchas, televidentes o cibernautas, hemos entrado al círculo del protagonista que sí cuenta para los diferentes grupos de poder… Por ello, la historia en México y en Sonora registra casos de periodistas exitosos por su inteligencia, valentía y sagacidad, pero también por su alta vulnerabilidad ante los embates de quienes no alcanzan a comprender la magnitud del respeto a la libertad de opinar y jamás fomentarán esa crítica… Las redes sociales dan cuenta hoy del linchamiento de periodistas que por externar su opinión, reciben la condena de quienes, heridos en su vanidad, hacen valer su poder… Muchos pensarán que los tiempos que vivimos incluyen una enorme apertura en materia reporteril y sin duda, tienen razón, como también la tienen quienes aseguramos que persisten las mentalidades intolerantes que, con poder en sus manos, son capaces de hundir y hacerle daño a quienes cumplen su misión de mensajeros… Las actuales variantes radicales en el devenir político del país y del Estado, incluyen el fomento a la vulnerabilidad de los periodistas… Es entonces cuando surge la necesidad de fortalecernos, en la medida en que seamos más serios, más profesionales y dependamos sólo del arduo trabajo para sacar adelante económicamente a nuestras empresas… Todo nos hace indicar que los tiempos por venir serán peores en lo referente al respeto a la Libertad de Expresión… El poder absoluto trae por consecuencia la intolerancia… Quisiera equivocarme… Las vísperas presagian nubarrones.

¿Qué hacer con los candidatos perdedores?

FUE LA Gobernadora Pavlovich quien despertó el interés por observar y esperar la posibilidad de cambios en el gabinete estatal… Ya lo sabemos… Por lo pronto habrá qué esperar el regreso de sus vacaciones para saber si en verdad se moverá el árbol de los funcionarios estatales a primer nivel, o no sucede nada… Por lo pronto, una vez más se ha abierto la expectativa por la posibilidad de que una mujer ocupe la titularidad de una Secretaría… Entre algunos de los criterios que se han externado en distintos medios, se ha dicho que reciclar a los candidatos del PRI perdedores en la elección, otorgándoles importantes cargos públicos como premios de consolación, no sería bien visto… Nadie duda de la capacidad de una Flor Ayala, Kitty Gutiérrez, Pano Salido y Ernesto de Lucas, tan sólo por poner algunos ejemplos y quizá alguno de ellos recibiría el aplauso del respetable, pero no todos se incluirán en un mismo paquete… La Gobernadora del Estado no puede esperar resultados distintos, poniendo en práctica los mismos criterios del pasado reciente… Además, dicho sea con todo respeto, Claudia Pavlovich requiere de colaboradores que saquen la cara por ella, que no la dejen sola y no se vea en la necesidad de ser ella misma quien afronte el cúmulo de apariciones necesarias para atender la cotidiana agenda oficial… Sobre todo, requiere de operadores cuyo reto sea la eficacia y la utilización de un lenguaje que se adapte al nuevo escenario político en el Estado, que incluye la adversidad de una oposición que intentará derrocarla desde el Congreso del Estado… Los propósitos y avances no se pueden detener… Y la titular del Poder Ejecutivo estatal es la Gobernadora Constitucional del Estado, con todo el poder legítimo y legal en sus manos, surgido de la voluntad popular.

POR CIERTO, como la marca MORENA permitió que candidatos desconocidos ganaran elecciones, les ofrezco una fotografía del grupo de diputados locales de ese partido político y sus aliados que llegarán al Congreso de Sonora el próximo septiembre… Debe ser positivo el que cuando menos, tengamos una idea de sus rostros… Ya les conoceremos más en las semanas y meses por venir… En la gráfica también aparece el permisionario del Partido del Trabajo, Jaime Moreno Berry… Él no será diputado.

Más información

Opiniones sobre esta nota

Se el primero en comentar esta nota

Envía tus comentarios