Kiosco Mayor


De Francisco Rodríguez

La ola MORENA

*Sonora y México se entregan a MORENA

*El enojo de la gente; castigó con su voto

*Sylvana Beltrones, única estrella tricolor

En Sonora, como en el resto del país, la gente desfogó su enojo y manifestó su rechazo a la política en general. La mayoría ciudadana está enojada por el aumento a la gasolina, por los actos de violencia, por la inseguridad, por promesas incumplidas, por la corrupción, y por eso dio su voto de castigo, muy severo, muy radical, a los partidos tradicionales y a los gobiernos actuales, tanto federal como estatal. No vio quien era bueno o quien era mal candidato, eso no le importó. Solo demostró su irritación.

Esa molestia tiene mucho de origen en el gobierno federal de Enrique Peña Nieto, unos fabricados y otros con razón como la inseguridad pública y el incremento de actos violentos, sin dejar de lado la impunidad. No quedan muy claros algunos asuntos como la llamada Estafa Maestra, por citar solo un ejemplo.

Aquí en Sonora esa derrota tan contundente al PRI y al PAN, nadie la tenía presupuestada. Se entiende la debacle de Acción Nacional porque se autodestruyó con sus luchas internas y la imposición de la dirigencia nacional a través de Damián Zepeda, secretario general primero y luego presidente del CEN azul, pero en el caso del PRI es sorprendente.

MORENA se llevó todo. Las dos senadurías, las siete diputaciones federales y 20 de las 21 diputaciones locales en disputa. Además la totalidad de los municipios más importantes de la entidad.

A partir de septiembre la composición política del estado será distinta, con un Congreso donde MORENA con sus aliados tendrá una mayoría calificada y el PRI apenas logrará tener una mini bancada que tal vez, con sus aliados PANAL y Verde, pueda alcanzar 5 o 6 diputaciones. El PAN andará peor.

Por eso, habrá una situación de gobernabilidad muy especial donde los operadores del gobierno estatal tendrán que lucir sus mejores maneras de convencimiento para sacar adelante proyectos de gran trascendencia entre ellos el presupuesto del 2019 y algunos nombramientos pendientes que requieren de la aprobación del Congreso.

Se podría esperar un Congreso muy pobre en experiencia legislativa, la mayoría de los que llegarán por MORENA ni siquiera son conocidos por la sociedad y menos se conocen sus capacidades, sin embargo, en un acto de buena fe y de voluntad, del PRI y del PAN, deben otorgar el beneficio de la duda y esperar el comportamiento inicial y su desarrollo posterior. Se presume serán altamente capacitados por un equipo de MORENA especializado en temas legislativos.

A todo eso hay que tomar en cuenta que la totalidad de los delegados federales serán de MORENA próximamente.

¿Y EL PRI?

Me refiero al PRI porque es el partido en el gobierno, estatal y en los principales municipios de la entidad, al menos hasta el 15 de septiembre cuando todos los ayuntamientos cambiarán de administración.

En primer lugar, el PRI, debe tomar una actitud serena, democrática. Debe reflexionar, debe reagruparse y asumir una oposición responsable. Y Claudia Pavlovich debe seguir haciendo un buen gobierno como lo ha hecho hasta ahora.

En mi percepción, aunque la derrota es dolorosa para los tricolores, tampoco es para llegar al caos. El PRI ha trabajado en toda la entidad, ha estado cerca de la gente y tiene un voto leal, es evidente que en esta ocasión no tuvo el respaldo de sus simpatizantes y sociedad civil por ese hartazgo del que hablamos y por tanto no le alcanzó para el triunfo electoral. Pero el PRI, insisto, no debe esconder la cabeza, debe sacarla y trabajar ahora más que nunca en unidad.

Por lo pronto, ya el presidente del comité directivo estatal del PRI, Gilberto Gutiérrez Sánchez, ratificó que este partido “mantendrá su compromiso de trabajo, y los resultados de la reciente jornada electoral serán el punto de partida para construir la oferta política de los próximos años, basada en la confianza y en los mejores perfiles, propuestas y acciones”.

Aceptó que a pesar de haber presentado a los mejores candidatos y candidatas para los diferentes cargos de elección popular, el voto no fue lo favorable que se esperaba.

De acuerdo a la votación, a la Sylvana Beltrones le corresponde un escaño en el Congreso de la Unión por lo cual, dice Gutiérrez Sánchez, representará al PRI de Sonora en el Senado, “ella garantiza, comentó, que el sentir de los sonorenses y sus justas demandas tendrán respuesta desde esa instancia”.

Hay que decirlo, Sylvana se convertirá en la priista sonorense más encumbrada en el Congreso de la Unión. No hay más, y logra esa posición en base de mucho trabajo, de recorrer los municipios de la entidad, de proponer, de dar la cara a todo, de ser respetuosa. No ganó la elección pero por encabezar la fórmula que obtuvo el segundo lugar en votación, obtiene un espacio en el Senado de la República.

Más información

Opiniones sobre esta nota

Se el primero en comentar esta nota

Envía tus comentarios