Astros, a un paso del título con triunfo de locura


Houston toma la delantera en la Serie Mundial al vencer en extra innings 13-12 a los Dodgers de Los Ángeles.

Alex Bregman conectó un imparable en la parte baja de la décima entrada y los Astros vencieron en un juego lleno de dramatismo 13-12 a los Dodgers de Los Ángeles en el quinto partido de la Serie Mundial para ponerse en ventaja 3-2 y están a un triunfo de su primer campeonato en 55 años en Ligas Mayores.

En un inesperado duelo de batazos, con los lanzadores estelares Clayton Kershaw y Dallas Keuchel en la loma, los Astros tuvieron que venir de atrás en tres ocasiones en el partido. En la novena dejaron ir una ventaja de tres carreras que mandó el partido a entradas extras.

Kershaw, quien había lucido con triunfos en sus últimas dos salidas, permitió seis carreras en cuatro entradas y dos tercios de labor. La actuación de Keuchel fue aún más breve, tres entradas y dos tercios de cuatro carreras y no logró ganar en sus dos aperturas de clásico de otoño.

El menospreciado bullpen de los Astros tuvo que entrar a trabajar por más de seis de entradas. El novato Joe Musgrove entró en el décimo capítulo y fue el único relevista de los Astros que logró mantener en cero a la ofensiva de los Dodgers por al menos una entrada y se apuntó su victoria en postemporada.

Cody Bellinger, quien fue el héroe por los Dodgers una noche antes, tuvo los méritos para volverlo hacer al pegar un triple, un jonrón, producir cuatro carreras y poner en ventaja en dos ocasiones a los Dodgers, pero su equipo no logró mantenerlas.

Por los Astros el gran héroe fue José Altuve, quien dio jonrón para empatar el partido en la quinta entrada y doblete en la séptima para ponerlos en ventaja, en una noche de cuatro carreras producidas.

Se dieron en total siete jonrones, cinco de los Astros y dos de los Dodgers, y en total se llegó a 22 jonrones para romper, en sólo cinco partidos, la marca de 21 que se conectaron en siete en clásico de 2002.

El partido duró 5 horas con 17 minutos, a sólo 24 minutos del más largo en la historia de una Serie Mundial. Curiosamente los Astros perdieron en aquella ocasión en 14 entradas 7-5 ante los Medias Blancas de Chicago en 2005.

El martes, en Los Ángeles, el estrella Justin Verlander será el abridor por los Astros que buscarán su primer título en 55 años de la franquicia y Rich Hill buscará empatar la serie por los Dodgers que tiene la oportunidad de ganar su segunda serie como locales en Los Ángeles, y la primera desde 1963.

Opiniones sobre esta nota

Se el primero en comentar esta nota

Envía tus comentarios