De Primera Mano


Por Francisco Javier Ruiz Quirrín

Kassandra: “Tanto peca el que mata a la vaca…”

NADIE DIJO que la vida era justa ni que toda Ley es justa. Pero la Ley es la Ley y ésta debe hacerse cumplir por la autoridad encargada de su cumplimiento.

Este nuevo Sistema de Justicia Penal tiene algunas vertientes favorables para quienes son primodelincuentes y también contempla la figura de la reparación del daño para que los delincuentes eviten la prisión preventiva en su contra.

El caso de Kassandra, una empleada de una casa de empeño acusada de ser corresponsable en la adquisición de artículos robados, se convirtió en Sonora en un argumento utilizado por quienes buscan esgrimir públicamente su amargura y el padecimiento de una rara enfermedad basada en la oposición sistemática y en la ignorancia.

Esta joven madre de 23 años de edad fue mantenida en prisión durante poco más de dos semanas, lo que sirvió para que muchos aseguraran que injustamente, fue encarcelada por haber cometido el pecado de ser sólo una empleada y obedecer órdenes.

Como periodistas hemos sabido de algunos casos tratados con este nuevo Sistema de Justicia Penal y nos ha indignado el enterarnos que no tocaron la cárcel porque los delitos cometidos fueron menores, firmaron un compromiso para reparar el daño causado o es la primera vez que cometen el delito.

Nosotros también nos extrañamos porque a Kassandra se le mantuvo tras las rejas, dadas las características por las que muchos otros delincuentes habían sido dejados en libertad. Una vez que se vino el escándalo bajo el argumento de “la enorme injusticia cometida contra ella”, es cuando el alud de críticas se deja venir en contra de las autoridades competentes en el caso.

Finalmente, Kassandra fue dejada en libertad ayer, luego de enfrentar un juicio oral y bajo el resolutivo de un Juez de la causa. Pero –ojo- no significa que haya sido perdonada. Ni aquí tampoco se trata de decir que sea culpable. No conocemos ni el caso, ni el expediente.

Lo que sí podemos concluir es que, a la inversa, si la autoridad no actúa con firmeza, el diluvio de críticas ahogaría al juez y a la Fiscalía por su actuación tan “relajada”.

Y todavía más, las protestas llegaron hasta la Gobernadora del Estado, ante quien solicitaron la libertad para la detenida. Desde luego, Claudia Pavlovich no se hubiese visto nada bien tratando de entrometerse en funciones que no le corresponden.

Ahora, en referencia a los delitos cometidos en casas de empeño que sin ocultamiento alguno abrieron sus puertas a los ladrones, habrá qué decirlo con todas sus letras: Ni el desconocimiento de la Ley, ni la estricta obediencia a un jefe, ni el espíritu de conservar un empleo, justifican la comisión de un delito.

Reza el dicho popular: “Tanto peca el que mata la vaca, como el que le agarra la pata”. Además, se supone que deberían prevalecer los valores y alguien con una moral a prueba, no se atrevería a solapar a ladrones.

En fin. Nos da gusto que Kassandra haya recobrado su libertad. Ya se encargará ella misma y quien la defienda en tribunales, por demostrar su inocencia. El resolutivo del juez pudo haber sido una acción justa y muy humana. Ahora sólo resta darle seguimiento al juicio.

Nos quedamos en el caso, sin responsables directos (patrones) ni ladrones, pagando por sus delitos. Al contrario, queda el sabor de boca que pagan justos por pecadores.

A los ignorantes y ansiosos porque a Sonora le vaya mal, ya habrá otros casos para abonar a su causa.

BUEN LOGRO periodístico el alcanzado por la compañera en Grupo LARSA Comunicaciones, Michelle Rivera, al entrevistar ayer en su programa de radio (“Micrófono Abierto”) a Margarita Zavala de Calderón, quien hoy, Día de la Raza, anunciará de manera oficial su intención de postularse como candidata independiente a la Presidencia de la República… Entre otros temas, la también exprimera dama de México dijo algo que no es secreto para los panistas sonorenses: “Ricardo Anaya repartió el país de acuerdo a sus intereses personales. En Sonora le dio el PAN a Damián Zepeda”.

ESTE DÍA, los sacrificados burócratas de todos los niveles tendrán su descanso obligatorio… No sucede lo mismo con los millones de trabajadores de empresas privadas en el país… ¿Alguien pensaba que los privilegios habían desaparecido?

Más información

Opiniones sobre esta nota

Se el primero en comentar esta nota

Envía tus comentarios