De Primera Mano


Por Francisco Javier Ruiz Quirrín

Por encima de todo, la Gobernabilidad

AYER DURANTE varias horas funcionarios federales hacían todo lo posible por lograr acuerdos con autoridades de Lomas de Bácum y dejar atrás un negro episodio relacionado con daños deliberados a un gasoducto, en aras de proteger intereses aún desconocidos, en los que seguramente no se observa el bienestar de la etnia.

Al mismo tiempo, han sonado tambores de guerra alrededor de Navojoa y Huatabampo porque los productores de la región quieren mejores precios a sus productos.

Un tercer acontecimiento se registra en el sur de Sonora: Los “huachicoleros”. No, no es Puebla o el Estado de México. Es Sonora y hasta ayer por la mañana se habían detectado cuando menos 70 mil litros de gasolina robada en depósitos almacenados.

En estos tres escenarios existe un denominador común. Hay daño a terceros. Los manifestantes y los delincuentes que roban combustible están poniendo en gran riesgo a una parte de la población.

Los yaquis interesados en hacer ruido, oponiéndose a todo, primero aceptaron que el tubo pasara por el lugar y después se arrepintieron de ello. Exigen ahora que sea retirado del pueblo 30 metros. El gran dilema de los negociadores es que si acceden a esta petición, vivan otro cambio de opinión y pidan ahora cien metros más retirado al tubo. Y después, podrían decir que lo quieren dentro de la población porque no pueden despreciar el progreso.

Independientemente de la necedad, el daño causado al gasoducto que ya contiene gran cantidad de gas, alertó a la Unidad Estatal de Protección Civil y a la Comisión Federal de Electricidad. Lamentablemente, pero existe literalmente combustible que requiere de un pequeño flamazo para provocar un desastre.

En Navojoa y Huatabampo, el transporte de perecederos sufre daños considerables, a veces millonarios, ante los paros en el tráfico vehicular en las carreteras.

En Guaymas y Empalme, el “ordeñar” ductos de Petróleos Mexicanos representa no sólo un gran daño a la economía. Los riesgos de un accidente están a nivel del suelo y en los almacenes donde se deposita la gasolina robada.

En los casos de los problemas del gobierno federal con los Yaquis y los productores agrícolas del sur de Sonora, se están agotando los recursos que el diálogo ofrece. Sin embargo, en los tres peligros sociales que están a la vista y una vez agotado el diálogo, deberá imponerse la Gobernabilidad.

Esta última, se observa en que las autoridades competentes, en base a las facultades que la misma Ley le otorga, deberá imponer la paz y la tranquilidad con el uso de la fuerza del Estado.

No podemos olvidar que existen daños a terceros en estos momentos y, además, que está en riesgo la seguridad de la misma población.

Hay derechos a la protesta y a la manifestación, desde luego, pero ésta termina y da paso al imperio de la Ley, cuando vulnera los derechos de terceros. Sobre todo cuando estos últimos representan una mayoría.

DÉJEME decirle que no es ninguna novedad los novedosos reportes por la inutilidad de las máquinas expendedoras de actas de nacimiento… No funcionan, pues… Lamentablemente, es una situación que se pudo haber previsto por la dirección general del Registro Civil, pero se dejó hacer y se dejó pasar… Ahora tenemos personas (regularmente las más vulnerables) que se ven en la necesidad de asistir a las oficinas de esa dependencia en Centro de Gobierno, sentarse a esperar ser atendido y, finalmente, soportar el mal humor de empleados que al parecer son felices haciendo sufrir a toda esa pobre gente y que casi se burlan cuando le notifican al solicitante de un acta que no le pueden extender una nueva, porque hay tres o cuatro nombres iguales y sin mayores registros… Tengo dos testimonios en ese mismo sentido… Es una verdadera pena.

EL HOSPITAL Infantil de Hermosillo está atendiendo de tres a cinco casos por mes de menores abusados sexualmente… ¿Cuántos casos más habrá cuando sabemos que la mayoría no son denunciados?... Son males sociales donde entra la familia, los valores, la espiritualidad, el orden y la disciplina… Es el verano y existen registros que ante el calor aumentan los casos de abusos sexuales sobre todo contra inocentes… Es momento de reflexionar sobre ese tema y comenzar por reconocer que a la actual generación de padres de familia nos ha ganado la tecnología por encima de la educación y los buenos principios que se han perdido en lo más recóndito de casa.

LOABLE la actitud del diputado ciudadano Carlos “Charly” León, de reparar la estatua bandalizada del poeta caborquense Abigael Bohórquez, con las manos del mismo escultor que originalmente la elaboró… A dicha estatua le robaron parte de una mano, el libro y los lentes… Aquí la gran pregunta a responderse será: ¿Y una vez que se repare, cuánto tiempo pasará para ser asaltada de nuevo?... Por cierto, las placas alusivas a las estatuas de los presidentes de México, los sonorenses que están sobre el boulevard Rodríguez, han desaparecido… Ni una sola dejaron… ¿No habrá solución alguna?... ¿Así las dejarán?

Más información

Opiniones sobre esta nota

Se el primero en comentar esta nota

Envía tus comentarios