De Primera Mano


 

Inseguridad en Hermosillo; a favor y en contra

 

EN LAS RECIENTES horas se ha seleccionado un par de declaraciones de parte de actores políticos que necesariamente nos llevan a reflexionar acerca de sus intenciones.

Primero está lo dicho por David Galván y Luis Serrato, presidente estatal del PAN el primero y coordinador de los diputados de ese partido, el segundo.

El lunes, Galván dijo que era evidente el fracaso que el alcalde Maloro Acosta había alcanzado en materia de seguridad pública en Hermosillo y que a partir de esto, “ofrecía el apoyo de su partido en buscar formas que permitieran controlar esa inseguridad”.

Ayer, haciéndose acompañar de sus pares diputados, Serrato anticipó: “A pesar de que el tema debe ser la inseguridad que priva en el Estado y particularmente en Hermosillo, aquí va nuestra postura respecto a la iniciativa de reformas a las leyes electorales propuesta por la Gobernadora Claudia Pavlovich”.

Y ayer mismo, en el “partido de enfrente”, reaparece el diputado federal Ulises Cristópulos, abraza a Maloro Acosta y dice: “Dejemos a un lado las críticas y hagamos un solo frente en contra de la inseguridad. Sólo la unidad de todos permitirá que tengamos éxito en esta misión”.

Resulta más que evidente que el PAN y sus principales dirigentes en Sonora encabezados por Damián Zepeda Vidales, siguen cumpliendo al pie de la letra su plan para enfocar sus baterías de ataque político a sus adversarios del PRI en Hermosillo.

Para ello, han logrado el apoyo de algunos opinadores en espacios radiofónicos (ejemplo, el “lópezcaballerista” Francisco Javier Zavala) y operadores soterrados para, desde la oscuridad de los “trolles” en las redes sociales, festinar la inseguridad que se vive de manera inocultable, en la capital de Sonora.

Y es que si el ofrecimiento de Galván fuese sincero, presentaría ante la opinión pública a los expresidentes municipales albiazules, Javier Gándara y Alejandro López Caballero, para que brindaran su experiencia en el combate a la inseguridad, porque fue exactamente en su tiempo cuando acumularon información muy valiosa sobre el tema.

Pero Galván no puede hacer eso porque Damián Zepeda no lo dejaría hacerlo. Resulta más fácil lanzar una declaración al aire en medio de una postura falsa, pasando por encima de los intereses de la ciudadanía. Al final, el objetivo es enteramente mediático y echar tierra. No vemos al PAN ayudándole al PRI a salir adelante.

Por su lado, Luis Serrato pone en evidencia que “antes que otro tema” la prioridad sería la inseguridad, porque la instrucción es destruir al PRI y a su administración en Hermosillo. Obligado, lanza la postura del grupo panista en el Congreso sobre el tema electoral, mostrando con ello un respeto a la Gobernadora del Estado y, al mismo tiempo, dejar de manifiesto que no desean atacar a Claudia Pavlovich, porque está bien calificada.

En lo que respecta a Cristópulos, este priísta se dio tiempo para dejar Toluca, donde firma como delegado especial del comité ejecutivo nacional del PRI en la campaña a favor de Alfredo del Mazo para ganar la gubernatura de EdoMex, para viajar a Hermosillo, emitir su declaración, obligada políticamente para dejar en claro que él no será causante de ninguna división entre militantes de su partido en la lucha por la candidatura a la presidencia municipal.

Eso sí, habría qué anotarle que en lo que dijo no le falta razón. Porque sólo la unidad de autoridades, ciudadanos, actores políticos y líderes sociales, podrían hacer más probable que los tiempos de paz y tranquilidad regresaran a Hermosillo.

En una situación como la que estamos viviendo en la capital de Sonora, se requiere la solidaridad de todos para salir delante de este problema, de esto no cabe ninguna duda. Sin embargo, habrá qué señalar las actividades protagónicas y negativas de quienes, a río revuelto, desean sólo sacar raja política de algo, donde es casi seguro, que gente de su propio partido hayan colaborado en construir.

¿O acaso las administraciones panistas fueron limpias y transparentes?

Aquí lo verdaderamente trascendente es sacar a Hermosillo adelante y para lograrlo, requerimos que los gobiernos federal, estatal y municipal hagan su parte, que los ciudadanos hagamos lo que nos toca y que los actores políticos antepongan los intereses generales a sus mezquinos intereses particulares.

¿Usted sugiere algún otro método?

Opiniones sobre esta nota

Se el primero en comentar esta nota

Envía tus comentarios