Cuarenta nuevos guardias suizos juran fidelidad al Papa


Los guardias, con sus uniformes azules y dorados y alabardas, son una atracción turística más durante las ceremonias del Vaticano.

Cuarenta nuevos reclutas de la Guardia Suiza juraron hoy fidelidad al papa Francisco durante una ceremonia celebrada en el patio de San Dámaso del Vaticano y a la que asistieron miembros de la Curia Romana, del cuerpo diplomático suizo y familiares.

Ahora, estos nuevos soldados se sumarán a las filas del ejército más pequeño del mundo que es responsable de la seguridad del papa y de la Santa Sede.

En esta ocasión se dio una particularidad: este año juraron los primeros guardias que han seguido el nuevo modelo de escuela para reclutas, con formación de un mes en Suiza, en el centro de Policía del Cantón del Tesino, informó la Santa Sede.

Los reclutas, que se matriculan por lo menos dos años, deben ser varones solteros, católicos, suizos y menores de 30 años.

La ceremonia se desarrolló, como es habitual, con el nombramiento de cada uno de los soldados, que juraron fidelidad al papa alzando tres dedos de la mano derecha para simbolizar la Trinidad, mientras con la mano izquierda sostenían la bandera del cuerpo.

Momentos antes de la ceremonia, el papa Francisco dijo a los guardias que también están llamados a hacer "otro sacrificio no menos arduo", el de servir al poder de la fe.

Los guardias, con sus uniformes azules y dorados y alabardas (una especie de lanza), son una atracción turística más durante las ceremonias del Vaticano.

La Guardia Suiza fue creada en 1506, cuando el papa Julio II negoció con los cantones helvéticos el envío de voluntarios para conformar una guardia personal y de su residencia en Roma.

El juramento de los nuevos reclutas se celebra cada 6 de mayo en conmemoración del llamado "Saqueo de Roma" (1527), en el que murieron 147 guardias suizos cuando defendían al papa Clemente VI del asalto de las tropas del emperador español Carlos V.

Opiniones sobre esta nota

Se el primero en comentar esta nota

Envía tus comentarios