Peña ordena plan contra huachicoleros; condena agresión al Ejército


Se trabajará principalmente en Puebla, afirma el Presidente; la estrategia es desintegrar por completo las bandas que se dedican al robo de combustibles.

El presidente Enrique Peña Nieto ordenó a las instancias de seguridad desarticular los grupos delictivos dedicados al robo de combustible, principalmente en Puebla.

“He dado indicaciones para instrumentar una estrategia integral para combatir este ilícito en toda la geografía nacional; trabajaremos de cerca con el gobierno del estado de Puebla hasta desintegrar por completo las bandas delictivas que a eso se dedican”, precisó Peña Nieto.

Y condenó enérgicamente “los cobardes actos de agresión en contra del  Ejército” ocurridos el jueves pasado en Puebla por parte de ladrones de gasolina.

El gobierno aplicará todo el peso de la ley a los responsables”, dijo.

Asimismo, externó sus condolencias a las familias y compañeros de los cuatro soldados que murieron en un enfrentamiento con presuntos ladrones de combustible, los llamados huachicoleros, en Palmarito Tochapan, Puebla.

En la conmemoración de la Batalla del 5 de Mayo en el Campo Militar Marte y tras tomarles protesta a soldados y marinos del Servicio Militar Nacional clase 1998, dijo que el robo de combustible es un delito y “quienes lo practican exponen a sus familias y dañan a sus comunidades; la mejor acción para combatir el robo de combustible es la denuncia ciudadana”.

ORDENA COMBATE A HUACHICOLEROS

Al condenar las agresiones contra el Ejército mexicano en Puebla, el presidente Enrique Peña Nieto informó que dio indicaciones a las instancias del seguridad para desarticular a los grupos delictivos dedicados al robo de combustible en todo el país, centralizando esfuerzos en el estado de Puebla.

“He dado indicaciones para instrumentar una estrategia integral para combatir este ilícito en toda la geografía nacional, trabajaremos de cerca con el gobierno del estado de Puebla hasta desintegrar por completo las bandas delictivas que a eso se dedican”, precisó el mandatario.

Asimismo, externó sus condolencias a las familias y compañeros de los cuatro soldados que perdieron la vida en medio de un enfrentamiento con presuntos ladrones de combustible en Palmarito Tochapan, Puebla.

“Reitero mi más enérgica condena a los cobardes actos de agresión en contra del personal del Ejército mexicano, el Gobierno de la República aplicará todo el peso de la ley a los responsables”, aseveró.

En el marco de la Conmemoración de la Batalla del 5 de Mayo en el Campo Militar Marte, y tras tomarles protesta a los soldados y marinos del Servicio Militar Nacional clase 1998, el mandatario federal aseguró que se aplicará todo el peso de la ley a los responsables de estos hechos y llamó a la ciudadanía a denunciar.

“El robo de combustible hay que decirlo y tenerlo presente, es un delito: quienes lo practican exponen a sus familias y dañan a sus comunidades, la delincuencia organizada engaña y utiliza a la población para cometer el ilícito; la mejor acción para combatir el robo de combustible es la denuncia ciudadana”, reiteró.

“He dado indicaciones a las secretarías de la Defensa Nacional, Marina y Hacienda, a la Procuraduría General de la República y a la dirección de Pemex para instrumentar una estrategia integral para combatir este ilícito en toda la geografía nacional”, concluyó.

Esto luego que el pasado 3 de mayo, en el poblado Palmarito personal militar fuera atacado por un grupo de individuos, presuntamente “chupa ductos” que se ocultaban atrás de un grupo de mujeres y niños.

Al repeler la agresión, cuatro militares fallecieron, nueve más fueron heridos por armas de fuego y se detuvo a 12 personas, entre ellas a dos menores de edad.

De acuerdo con información de la Cámara de Diputados, en el primer trimestre de 2016 el número de tomas clandestinas en la red de ductos de la petrolera aumentó 12.3 por ciento respecto al mismo periodo de 2015, al pasar de mil 211 a mil 360.

Los robos se dan principalmente en zonas cercanas a refinerías donde el ducto es perforado sin precaución y  conectado a un camión cisterna, actividad que repercute en el medio ambiente y ha ocasionado incendios en diversas ciudades del país.

Las entidades donde el año pasado se encontró el mayor número de tomas se localizan en Tabasco, Veracruz, Guanajuato, Puebla y Jalisco.

Opiniones sobre esta nota

Se el primero en comentar esta nota

Envía tus comentarios