Duarte entró ilegalmente a Guatemala, pero no puede ser deportado


Autoridades de la Procuraduría General de la República (PGR) de México confirmaron que Javier Duarte de Ochoa, exgobernador de Veracruz detenido el pasado 15 de abril en Guatemala, ingresó ilegalmente a Guatemala por un punto de la frontera terrestre que comparte con México.

La información fue suministrada en una conferencia de prensa este 16 de abril con Omar García Harfuch, director de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) de la PGR; Alberto Elías Beltrán, subprocurador jurídico y de Asuntos Internacionales, y el Encargado de Negocios ad interim de la Embajada de México, ministro Luis Domínguez.

La frontera que Guatemala comparte con México, Belice, Honduras y El Salvador tiene numerosos puntos ciegos o pasos sin control oficial. En 2016, la Comisión Internacional de Límites y Aguas del Ministerio de Relaciones Exteriores de Guatemala identificó al menos 126 pasos no autorizados en toda la frontera de Guatemala, de los cuales 57 tienen acceso desde México para peatones y vehículos. Beltrán afirmó que pese a que Duarte ingresó al país ilegalmente, no puede ser deportado porque ya existe un pedido de extradición de por medio.

La incautación de pasaportes falsos con la foto de Duarte y su esposa Karime Macías, el 10 de noviembre de 2016, fue el indicio de que el exgobernador estaba en Guatemala desde entonces o principios del mes, según García. “Esta era una de las líneas fuertes de investigación”, dijo el jefe de la AIC. Los documentos le fueron incautados a un sujeto detenido en Tapachula, Chiapas que dijo que los Duarte querían trasladarse a Guatemala con urgencia. Sin embargo, las autoridades de la PGR informaron que cuando el exgobernador fue capturado en el hotel La Riviera de Atitlán, en Panajachel, Sololá, a 140 kilómetros al oeste de la capital guatemalteca, sólo tenía 72 horas de estar en ese establecimiento.

Opiniones sobre esta nota

Se el primero en comentar esta nota

Envía tus comentarios