Al Bat



 

Lugo y Oliva


Empecemos con Manuel Lugo cuando fue todo un estelar Naranjero de Hermosillo:

Verá:

Tuvo 6-6 en la temporada 1968-1969.

3-4 en la siguiente.

 

6-1 el 70-71 cuando fueron campeones y Naranjeros/LMP debutaron en Series del Caribe. En esa temporada salvó once, su máxima cifra como cerrador en su carrera en la pelota invernal.

 

Luego, 4-2 el 71-72, en lo que fue  último año en el Fernando M. Ortiz, demolido en la madrugada por la maldita picota oficial.

 

Totales: en esos cuatro años registró 19-13 con 2.52 y 227 K.

 

En ese periodo marcó record de más temporadas como líder en salvamentos, con 2: 1970-71 y 1971-72.

 

Y otro: más juegos salvados en un día, con 2. Ese truco otros 21 también lo han logrado en la historia de la LMP. Lugo lo hizo el 25 de octubre de 1970.

 

Emigró a otros clubes:

 

El 72-73  pasó a Mayos y Venados.

 

En el puerto mazatleco se mantuvo por dos años y luego pasó a Guasave  y de ahí a Los Mochis.

 

Volvió a Mazatlán dos campañas más y ahí se retiró en el 80-81 con gran registro de 7-5 y 1.80 de efectividad.

 

Total, en 10 años: 47-38, con 2.63 y 412 K.

 

En la LMB lanzó del 66 al 85, temporada en la que se retiró con Monclova tras acumular un total de 125-90 y 3.33 en 18 años. Consiguió 96 rescates y abanicó a 775.

 

Con Charros de Jalisco tiró una década y en ese periodo tuvo dos campañas de 16 y de 13 triunfos; otro par de 10 y una de nueve. La del 71, cuando fueron campeones, le fue formidable ya que además de relevista, también fue abridor.

 

Ese año, bajo la dirección de Benjamín “Cananea” Reyes entró al “quite como abridor cuando faltando 15 días para que terminara el rol regular, la liga castigó (por indisciplina) a Enrique Romo, Guillermo Raygoza y a Cecilio Acosta.

 

En ese rol, ayudó sobremanera al equipo, primero a dejar fuera en el Sur a los Diablos y Tigres, y luego en la serie final ante Saltillo en el que se apuntó el triunfo en el sexto juego de la serie a siete por el campeonato que obtuvieron de manera sorprendente al ganar los últimos cuatro.

 

En campaña regular, Manuel Lugo lanzó en 65 partidos, siendo siete como abridor, con cinco de ellos ¡completos! Todo un caballo de hierro. Tuvo 13-6 y 2.47 y pues ya se imaginará lo contento del “Cananea” y la directiva de Jalisco encabezada por Álvaro Lebrija, Jesús Carmona y Ángel Cotera.

 

Otros equipos donde tiró fueron  Durango (76-77); Chihuahua (78); Tampico (79); Toluca (80); Aguascalientes (1); Águila (84) y Monclova (85).

 

Opinan de “La Patita” Lugo

 

Florentino “Lencho” Duarte: “Fue mi compañero con  los Alacranes de Durango, en 1979. Nuestro mánager fue Benjamín “La Chata” Cerda (+). Estuvimos en Chihuahua bajo el mando de Ronnie Camacho. Y también en Campeche, donde el timón era Jerry Hairston”.

 

Gilberto Ruiz Razo: qué bueno que Manuel Lugo se quedó a radicar en Guadalajara donde fue un ídolo en las 10 temporadas que estuvo con ellos en el desaparecido Estadio Tecnológico de la UdeG.

 

Horacio Ahumada, desde Seattle: Ese mero era un gran espectáculo y un ser humano humilde! que jalaba con la raza.

 

Arturo Rey Valles, desde Ciudad Camargo: Fue además anabista y había que tener atributos y sí que los tenía. Dios lo bendiga a mi gran compañero.

 

Ramón Francisco Espinoza (Chihuahua): Así fue en la LMB: Charros lo firmó y de allí pasaron a Durango, donde agarró continuó con su gran fama. Recordemos que Charros firmaba a la mayoría de esa zona del Pacifico y para muestra a ustedes de Sonora les dejo dos: Pancho Barrios y Jaime López. (Y Rudy Hernández, entre otros, agregaría).

 

Carlos Guillermo Smythe,  desde Houston: lo recuerda con las Truchas de Toluca, donde jugaban  Jesús “Chucho” Sommers y el receptor Raúl “Chato” Martínez, entre otros;   “Fue a probarse a la organización de Medias Blancas, pero el idioma del inglés fue un factor en contra. También se fue a la Anabe con Tuzos de Zacatecas; tiró en El Bajío, en la Liga del Noroeste y la Central y ya establecido en Guadalajara lanzó en la Intersindical de Guadalajara, la más importante de la pelota amateur de esa ciudad. Incluso, en la de Zapopan y en la de Veteranos de la UdeG. Muy famoso y admirado por todos lados. Mis respetos para él; una gloria viviente que merece ser homenajeado tanto en la LMB como la LMP”.

 

Francisco Javier Larios Gaxiola: “Tiraba una recta a una velocidad endiablada”.

 

Lugo y Oliva

 

Ya alguna vez le conté que al único lanzador que Tony Oliva "le tenía miedo"/respeto era ni más ni menos que a Manuel Lugo, ya sabe usted, con aquellos movimientos de su "patita loca" abalanzándose hacia el home.

 

En nuestro pelota --1969-1970/Liga Invernal Sonora-Sinaloa--  Oliva jugó 25 partidos con los Cañeros de los Mochis y apantalló en grande: .385, 12 cuadrangulares y 29 remolcadas.

 

Se dio el lujo de pegar el 26 de noviembre del 69 tres jonrones en un partido ante Venados, convirtiéndose de golpe y porrazo en el segundo pelotero en la historia de nuestro circuito en hacer ese truco después de Carlos "Bobby" Treviño/31 de diciembre de 1968).

 

Retornó a los Cañeros en 1970-71 y en 29 juegos bateó .404, con 3 cuadrangulares y 18 impulsadas… era todo un deleite verlo batear.

 

Luego volvió en el 1977-78 pero ya como manager de los Cañeros y después dirigió a los Algodoneros de Guasave en 1980-81.

 

“El Mariachi”

 

¡Un solo out! le faltó a Miguel “El Mariachi” González (White Sox) para apuntarse el triunfo ante Cleveland. De todas formas, los patipálidos ganaron 11-4 a los aborígenes que han perdido cinco de sus últimos seis.

Estatua a Fernández

 

Los Marlins de Miami tienen planes para colocar frente a su parque una estatua de bronce del fallecido lanzador cubano José Fernández.

 

El as de la rotación del equipo falleció junto con otras dos personas en septiembre, debido a un accidente naviero. Los Marlins han decidido seguir con los planes de erigir la estatua de nueve pies (2,74 metros) porque consideran que “será un Marlin por siempre".

William Behrends será el encargado de realizar la escultura. En San Francisco, hay dos obras del mismo escultor, la de Willie McCovey y la de Willie Mays.

La realización de la estatua tardará al menos seis meses en completarse.

 

Hicks

 

Me “aventé y disfruté a más no poder el juego donde los NYY consiguieron su cuarta victoria en línea y en el cual Aaron Hicks bateó dos jonrones –uno de zurdo y otro bateando de derecho—para gran triunfo de 3-2 ante Tampa Bay y con el salve dos de Arildis Chapman.

 

El toletero ambidiestro fue adquirido por los NYY de Minnesota en noviembre de 2015.

 

Por su parte, Luis Severino (1-0) recetó 11 ponches, la mayor cifra de su vida, a lo largo de siete innings. El dominicano retiró por esa vía a cuatro de sus últimos cinco adversarios, y los Mulos rebasaron la marca de .500 por primera vez en la presente temporada.

 

¿Qué les pasa a los Azulejos?

 

Toronto tiene este año el peor comienzo de campaña en su historia.

 

Sufrió su sexta derrota consecutiva y tiene una foja de 1-8.

 

Para colmo, los Azulejos perdieron a su toletero estelar Josh Donaldson en el sexto episodio, cuando se agravó la lesión de la pantorrilla derecha que le impidió participar el martes en el primer encuentro del equipo como local en la campaña.

 

HÉCTOR BARRIOS FERNÁNDEZ:

 

Cuando Thomas Jefferson escribió la Declaración de Independencia de los E.U.A hizo un pacto con el béisbol al declarar que “todos los hombres son y por derecho deberían ser libres e iguales. Eso es lo que son en un juego de pelota, banqueros, albañiles, abogados y trabajadores comunes.”

 

Las grandes ligas habían hecho un lugar para los hijos de inmigrantes casi de cualquier parte del mundo, pero el espíritu democrático aún no se extendía ni al diez por ciento de la población estadounidense.

 

Columna completa en: http://beisrubio.blogspot.mx/

Opiniones sobre esta nota

Se el primero en comentar esta nota

Envía tus comentarios