De Primera Mano



 

EN UNA OPINIÓN que se autocalifica de “muy respetuosa” y que difunde a través de las redes sociales, la doctora Etty Estévez Neninger, finalista en la carrera por la Rectoría de la Universidad de Sonora, asegura que el resultado de la elección no fue “ninguna sorpresa” y es una consecuencia de que sus procesos internos hayan quedado en gran parte, obsoletos.

Y subraya:

“Como una mujer de ciencia siempre busco la evidencia que respalde los argumentos. Hoy podemos hablar de que nuestro diagnóstico es acertado: a la UNISON le hacen falta contrapesos en el manejo del poder político”.

El espíritu de la doctora Estévez al participar en este proceso de elección de nuevo Rector de nuestra máxima casa de estudios, incluyó el concepto de renovación institucional de la Alma Mater.

Pero pensó lo mismo Aquiles Fuentes, Rafael Ramírez, Raúl Guillén, Ignacio Lagarda, entre otros que en realidad, por el gran amor que le tienen a la Unison, se han unido ahora en un paquete de buenos deseos para quien fue electo, doctor Enrique Velázquez, aunque por dentro están conscientes de que fueron “chamaqueados”.

Todos ellos se animaron a luchar por alcanzar su propósito porque creyeron que cabría la posibilidad de una renovación de fondo. Al seleccionarse a los seis finalistas, concluyeron que aquello había sido toda una vacilada y que el grupo compacto en el poder de la Rectoría desde hace cuando menos 16 años, continuaría con “más de lo mismo”.

Sin embargo, el experimento no fue en vano. Se ha sembrado una semilla. Ésta consiste en el deseo que comienza a externarse de la necesidad de un cambio en la Ley 104 que rige a la Universidad desde hace 25 años.

Dicha Ley promovida por el entonces Gobernador Manlio Fabio Beltrones, en 1992, ha traído paz y tranquilidad en el campus universitario, pero también ha permitido el anquilosamiento de grupos, una enorme opacidad en el uso de los dineros, un excesivo burocratismo, una obesa nómina y una institución, la más grande y trascendente (y por

Opiniones sobre esta nota

Se el primero en comentar esta nota

Envía tus comentarios